Pasar al contenido principal

Dormitorio Municipal, entre el derecho de admisión y la negativa de indigentes

Dormitorio Municipal, entre el derecho de admisión y la negativa de indigentes

Entre 30 y 40 personas recibe diariamente el Dormitorio Municipal, espacio ubicado al sur de Puebla capital y administrado por el Sistema Municipal DIF (SMDIF); sin embargo, de acuerdo con su titular Mayte Rivera Vivanco, no todas las personas en situación de calle son aptas para pernoctar este lugar, particularmente por seguridad.

 

Los interesados en dormir en este lugar deben presentar una identificación oficial o, en su caso, proporcionar el contacto de un familiar o conocido.

 

Aquellas personas con algún tipo de discapacidad no son aceptadas, toda vez que no pueden valerse por sí mismas. Además, se restringe la entrada a personas bajo los influjos del alcohol o cualquier otra sustancia.

 

En este sentido, todas las noches, personal de este organismo lleva a cabo rondines para invitar a indigentes a pasar la noche en el Dormitorio Municipal; sin embargo, de solo dos de cada 10 aceptan.

 

La principal negativa es la lejanía del mismo, incluso, a decir de Mayte Rivera, algunas personas ya encontraron un espacio para pernoctar, principalmente a las afueras de establecimientos con techo, pues además este les sirve para resguardarse en caso de lluvias.

 

En el lugar –remodelado durante la administración de José Antonio Gali Fayad- también se ofrecen servicios de atención médica y cenas para los usuarios.

 

El SMDIF también invitó a la población a solicitar el apoyo de la dependencia en caso de observar a alguna persona que así lo requiera.

 

La presidenta del organismo no supe el número de indigentes que han fallecido en lo que va de la presente gestión municipal; incluso, justificó que dicho conteo lo lleva a cabo la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

En septiembre pasado, dos hombres en situación de calle murieron por hipotermia; se sumó el deceso por inanición de un indigente que, en mayo, sus últimos minutos los pasó hincado y en posición de rezo frente al Templo del Señor de los Trabajos, pese a ello, el Dormitorio Municipal se reserva el derecho de admisión.

 

A dichos casos se suman otros ocurridos en diferentes puntos de la capital, la mayoría por hipotermia y sin que ninguna autoridad municipal haga algo para convencer a los indigentes a trasladarse al espacio municipal.

SIGUE CONECTADO