Pasar al contenido principal
Utopía

Puentes vacacionales y memoria histórica

Eduardo Ibarra Aguirre

Saludable resulta que los anuncios, propuestas y decisiones del presidente Andrés Manuel sean sometidas a la reflexión y el debate públicos, aun a la descalificación en automático como si todavía estuviéramos en la contienda electoral de 2018 por la Presidencia de la República, lo que frecuentemente se criticaba a López Obrador por sus giras de fin de semana y las mañaneras, mas son principalmente sus incompetentes opositores los que no acaban de tomar nota que el señor ganó la elección con 53.1% de la votación (¡Ya sé que “no recibió un cheque en blanco!”, Juan Villoro) y hasta hace unos días contaba con el 70% de respaldo ciudadano, si tomamos en cuenta la última encuesta del diario El Financiero.

 

Más aún. El tenaz crítico de AMLO Jorge Germán Castañeda planteó el 27 de enero en La Hora de Opinar, cito de memoria, que la nueva mayoría que se construyó en México tiene derecho a verse reflejada en la composición de los órganos de gobierno de los poderes Legislativo y Judicial, en todos los órganos autónomos, en la composición de las voces del duopolio de la televisión y el oligopolio de la radio, lo que él denominó “aquí” ante el silencio sepulcral de Héctor Aguilar Camín, Javier Tello y Leo Zuckermann.

 

Es decir, que las tesis sobre la concentración y la centralización del poder, la vuelta a tiempos idos donde el titular del Ejecutivo estaba por encima de casi todo,  caería por su propio peso si entendí bien la reflexión que nadie se atrevió a ponderar.

 

Ideas oportunas a la luz de las opiniones que provoca la propuesta presidencial de festejar a la Constitución Política el 5 de febrero, día de su promulgación, y el 20 de noviembre a la Revolución mexicana, fechas que fueron reducidas a puentes de descanso para fomentar el turismo interno y en el caso del llamamiento insurreccional de Francisco I. Madero a una jornada consumista por medio del Buen Fin.

 

Por el cambio de dos puentes vacacionales a jornadas cívicas, emiten juicios analistas que no se apiadan de su trayectoria con tal de figurar como independientes. Nuevamente cito de memoria, para Francisco José Paoli se pone en riesgo la importante fuente de ingreso de divisas para México, a lo que Lorenzo Meyer apuntó lo obvio: Yo no pago con dólares cuando viajo por el país. Y para Leonardo Curzio se trata, como casi siempre, de una “ocurrencia”, como las decisiones principales de AMLO cuando gobernó el Distrito Federal, pero las reprodujeron en todo el país los gobernadores de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional. El que no se midió fue el talentoso José Antonio Crespo al sostener que se mandan “señales equivocadas” a los empresarios y por ello no crece la inversión privada (Primer Plano, Canal 11, 10-II-20). ¡Tanta lectura y experiencia para desperdiciarla así!

 

Por supuesto que afectará a la industria sin chimeneas la eliminación de dos “puentes” como bien lo sostuvo Miguel Torruco, secretario de Turismo, a nombre de los empresarios del ramo, pero cambió de opinión apenas conversó con AMLO. Y la comisión creada por el gobierno para estudiar el asunto buscará fechas nuevas para dos nuevos puentes, en demérito –supongo– de la producción y los servicios no turísticos.

 

Es excelente directriz recuperar la memoria histórica de la sociedad, tan lastimada e incluso agraviada por los ideólogos e historiadores del capitalismo neoliberal que en aras de acabar con los héroes de bronce, los ridiculizan y hasta invaden su vida privada, como lo hace Alejandro Rosas y Sergio Sarmiento.

SIGUE CONECTADO