Pasar al contenido principal
Imagen Económica

Recuento de daños en Pemex

Carlos Alberto Jiménez Bandala*

Ayer detuvieron a Emilio Lozoya Austin, quien fue director de la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) de diciembre de 2012 a febrero de 2016, tiene acusaciones de lavado de dinero y cohecho; podrían atribuirse otros delitos entre ellos la llamada “estafa maestra”. En todos casos se trata de la participación que tuvo Lozoya, desde su cargo de funcionario, para enriquecerse a sí mismo y a los suyos con dinero del pueblo.

 

Una de las principales acusaciones se relaciona con el caso de la empresa Agro Nitrogenados. De cómo fue beneficiado Alonso Ancira (detenido) con la privatización de Altos Hornos de México y después con Fertilizantes Mexicanos (Fertimex) durante el sexenio de Carlos Salinas. De cómo ya privatizada la empresa la quebraron y la revendieron al gobierno por 475 millones de dólares, recompra autorizada con sobrecosto por Lozoya.

 

Lozoya también es señalado por el escandalo internacional de la petrolera brasileña Odebrecht. En medio de las elecciones presidenciales de 2012, cuando Lozoya coordinaba la campaña de Peña Nieto como encargado de asuntos internacionales, se presume que recibió fuertes sobornos a cambio de favorecer en contratos a la empresa una vez que Peña asumiera el poder. Peña llegó a la presidencia y Lozoya a la dirección de Pemex, Odebrecht fue una de las empresas favoritas de ese sexenio.

 

Pero no sólo han sido estas acciones por las que debiera de ser juzgado; en esta columna hemos denunciado de forma reiterada la mala gestión de los neoliberales, bajo la hipótesis de que ellos quebraron intencionalmente a las empresas del estado para después poder justificar su privatización. En la gráfica siguiente se muestran los datos de la producción tanto de hidrocarburos líquidos como gas de 1995 a 2019.

 

Elaboración propia con datos de Petróleos Mexicanos

 

Como se puede apreciar, el nivel de producción alcanzó su máximo punto en el sexenio de Felipe Calderón, desde ese momento comenzó el desplome, como si se tratara de un acto deliberado. Entre barras se encuentra señalada la gestión de Lozoya, su ineficiencia es evidente. Los directores fueron Jesús Reyes-Heroles (2006-2009) y Juan José Suárez Coopel (2009-2012); le siguieron Emilio Lozoya, José Antonio González Anaya y Carlos Treviño Medina, último director neoliberal.

 

Durante todo el neoliberalismo, la producción de petróleo cayó 39%, pero sólo de Suárez Coopel a Treviño Medina la caída fue del 50.5%, sólo durante la gestión de Lozoya se contrajo 13%. Por su parte, la producción de gas cayó 34% en todo el periodo neoliberal, que es el mismo porcentaje de Suarez Coopel a Treviño, es decir, toda la caída se atribuye a estos 4 apátridas.

 

En el mercado nacional, las ventas de gas se redujeron 55% y las de hidrocarburos 16%, lo que reflejaría de manera indirecta el tamaño del mercado negro (huachicol), puesto que si la demanda siguió aumentando, pero Pemex redujo sus ventas, la población obtenía los hidrocarburos de otras fuentes.

 

Por si fuera poco, las exportaciones de petróleo cayeron 44%, en cambio las importaciones de gasolina aumentaron 600%. Lo que también debe ser investigado, pues mientras en nuestro país se frenaba la producción de gasolina y se dejaron de construir refinerías, incluso llegando al cinismo de simular y sólo construir una barda como lo hizo el sátrapa de Felipe Calderón, en Estados Unidos se enriquecieron las refinerías vendiéndonos el combustible.

 

Durante todo este tiempo abusaron del dinero del pueblo y se burlaron de nosotros; el dinero del petróleo creó fortunas personales mientras millones de mexicanos se hundían en la pobreza. Pero esta fiestecita, Andrés Manuel ya la mandó parar. Durante su primer año de gestión, la producción detuvo su caída y tuvo un aumento de 1.4% para el petróleo y 3% para el gas. Las importaciones de gasolina bajaron 13%, lo que da indicios de una ligera recuperación.

 

Como bien dice el abogado de Lozoya, “él no se mandaba sólo”; habría que preguntarle a Peña Nieto, Calderón, Fox, Coldwell y Meade, entre otros presuntos bandidos. Que no olvidemos fácilmente y que exijamos la justicia por todo lo que ha sufrido el pueblo.

 

 

*Profesor-Investigador Facultad de Negocios, Universidad La Salle México

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

Twitter: @BandalaCarlos

SIGUE CONECTADO