Pasar al contenido principal

El efecto anticancerígeno del té verde explicado por expertos

El efecto anticancerígeno del té verde explicado por expertos

Se ha establecido una asociación positiva entre el consumo regular de té verde y el bajo riesgo de cáncer de mama.

 

Los resultados de 16 estudios, publicados en el International Journal of Food Sciences and Nutrition, hechos por científicos chinos sobre los efectos de diferentes ingredientes vegetales en el desarrollo del cáncer, les llevó a encontrar una relación lineal entre el consumo de té verde y el cáncer de mama.

 

Concluyeron que el papel del principal agente anticancerígeno lo desempeña el fitoquímico epigalocatequina-3-galato (ECGC), una sustancia orgánica del grupo de polifenoles que, además de sus propiedades antioxidantes, tiene una alta función protectora contra las células. Bloquea la enzima necesaria para que las células cancerosas crezcan, lo que detiene el desarrollo del tumor.

 

Sin embargo, los autores advierten que no se puede considerar el té verde como una panacea o una alternativa al tratamiento convencional de la enfermedad tumoral, ni el efecto preventivo del té verde se puede aplicar a todos los tipos de cáncer de mama. Los estudios se llevaron a cabo en Asia, donde la tasa de consumo es de hasta diez tazas de té verde por día, siendo China uno de los países con la tasa de cáncer de mama más baja del mundo. Asimismo, explican que también podría tener cierta influencia la combinación con la comida asiática tradicional.

 

Por lo tanto, los resultados del estudio no pueden transferirse automáticamente a europeos o estadounidenses. Entre otras propiedades del té verde hay que destacar el buen efecto sobre la microflora intestinal y que ayuda a perder peso, aunque debe recordarse que la bebida también contiene altas concentraciones de cafeína, por lo que se debe disminuir la cantidad en presencia de ciertas enfermedades, advierten los científicos.

SIGUE CONECTADO