Pasar al contenido principal

La Fiscalía denuncia de nuevo al exfutbolista español Xabi Alonso

La Fiscalía denuncia de nuevo al exfutbolista español Xabi Alonso

El exfutbolista español Xabi Alonso, exjugador de equipos como Real Madrid, Liverpool o Bayern de Munich, ha sido denunciado de nuevo por la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, en esta ocasión por la presunta elusión del pago de 840.000 euros en impuestos en el año 2014.

 

Según adelanta El Confidencial, la querella de la Fiscalía afirma que los asesores de Alonso cedieron de forma "aparente" la explotación de los derechos de imagen del jugador a la estructura societaria radicada en Madeira (Portugal) "con ánimo de obtener un beneficio fiscal ilítico".

 

En concreto, el Ministerio Público afirma que el entramado tenía por objetivo "hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de la explotación de los mismos y así ocultarlos a la Hacienda Pública".

 

Se trata de la tercera querella que recibe Xabi Alonso por presuntos delitos fiscales.

 

El pasado mes de noviembre la Audiencia de Madrid le absolvió de una acusación por delitos contra la hacienda pública relativos a la declaración de su renta en los años 2010, 2011 y 2012, una causa en la que Alonso confrontó al Ministerio Fiscal, que pedía una pena de cinco años de prisión.

 

La Audiencia concluyó que efectivamente Alonso utilizó una sociedad Madeira –con una baja presión impositiva, aunque sin tratarse de un paraíso fiscal–, aunque consideró que el modo en que lo hizo no constituía ningún delito.

 

En concreto, la sentencia se limita a concluir que Alonso se acogió "a una opción fiscal que le resultaba en el caso más ventajosa".

 

La sentencia fue recurrida por la Fiscalía y duramente criticada por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) que consideraron "incongruente" la absolución porque la sociedad en Madeira no tenía "ni estructura, ni capacidad para gestionar los derechos del donostiarra, sino que simplemente expidió y cobró las facturas de los anunciantes".

 

Pese a su absolución, la constatación de que Alonso usó un sistema de dudosa legalidad para pagar menos impuestos abrió una vía para nuevas investigaciones.

 

El pasado mes de junio, antes de que se resolviera el primer caso, la Fiscalía presentó una segunda querella acusando al exjugador de defraudar 572.000 euros en 2013 con la ayuda del citado entramado empresarial, una causa que todavía está en desarrollo y a la que ahora se suma la tercera demanda relativa al ejercicio 2014.

SIGUE CONECTADO