Pasar al contenido principal
A golpes de razón

Y después del Coronavirus, ¿qué?

Miguel Ángel Cordero

En dos meses, cuando menos, la pandemia de coronavirus COVID-19 amainará, pero los efectos sobre la economía saldrán a flote.

 

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía se recuperará hasta el próximo año y con ello la preocupación ronda el ambiente.

 

Peor aún, la recesión mundial por esta pandemia sería peor que la crisis financiera de 2008-2009, según la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

 

Lo grave del asunto radica en que junto con la desaceleración económica se intensifica la violencia, tanto la ejercida por criminales como la de los ciudadanos.

 

La ausencia de un plan de reactivación económica por parte del Gobierno Federal parece haber contagiado a los gobiernos locales en cuanto a la inacción.

 

Cuando desapareció el Consejo de Promoción Turística de México de inmediato se resintió el sector turístico por la caída de visitantes internacionales.

 

Los pueblos mágicos, por ejemplo, perdieron también el recurso de promoción federal, así que los gobiernos locales -municipios y estados- tuvieron que encargase de ello.

 

Dicho de otra forma, sin un plan de promoción y desarrollo económico por parte de la Federación, “el balón está en la cancha” de las municipalidades y gobiernos estatales.

 

Un plan de reactivación económica híper local sería un éxito social, económico y hasta político.

 

En Atlixco, le fue muy bien al alcalde @MemoVelazquezMX con su acción de sanitizar el centro de la ciudad. Recibió felicitaciones de diversos líderes de opinión.

 

Por eso la visión de los alcaldes y de los gobernadores debe estar en lo que ocurrirá en dos meses.

 

Solo basta citar a Georgieva para activar el interés de los ediles y mandatarios:

 

"El impacto económico es y será severo, pero cuanto más rápido se detenga el virus, más rápida y fuerte será la recuperación”.

 

¡Vaya declaración!

 

Urge que las localidades comiencen a trabajar en estos planes de reactivación económica, porque por parte de la Federación el plan tardará en ejecutarse.

 

***

 

Mucha de la lealtad del auto llamado “Doberman“, Aníbal Ramírez Guzmán, en la Secretaría de Seguridad Ciudadana en el Municipio de Puebla será puesta a prueba en los próximos días.

 

Aunque fue uno de los protegidos de la exsecretaria, Lourdes Rosales, quien esto escribe sabe que él filtró diversos datos a la Fiscalía en cuanto a investigación de criminales.

 

Filtraba investigaciones con el interés de regresar a las filas de la Fiscalía.

 

Ahora que Seguridad Estatal está ingresando al municipio, las lealtades de Aníbal se verán comprometidas, pues seguramente buscará quedar bien con el Gobierno Estatal.

 

Quienes le conocen, o convivieron con él, saben que será así. Es su naturaleza.

 

Habrá que ver cuando lo mueven y qué hará el funcionario.

 

Eso sí, si le mueven del cargo, háganle un favor: no se metan con sus macetas.

 

Quienes le conocen, saben a qué me refiero. XD.

SIGUE CONECTADO