Pasar al contenido principal

Nos tocamos la cara hasta 23 veces por hora: 10 tips para no hacerlo

Nos tocamos la cara hasta 23 veces por hora: 10 tips para no hacerlo

El coronavirus SARS-CoV-2 puede permanecer activo hasta 72 horas en algunas superficies. Por ello, el lavado de manos es tan fundamental para prevenir el contagio de COVID-19 como no tocarse la cara con las manos. Pero evitarlo no es tan sencillo: nos tocamos el rostro hasta 23 veces por hora. A continuación, algunos consejos.

 

Una persona con COVID-19 que estornuda (o solo al hablar o exhalar) expulsa micropartículas de saliva que contienen el coronavirus. No hace falta estar cerca para contagiarse: el virus permanece en superficies que una persona sana puede tocar con sus manos.

 

Posteriormente, el virus es absorbido a través de las membranas mucosas de boca, nariz y ojos cuando la persona se toca estas partes del rostro con sus manos.

 

De acuerdo a un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, el coronavirus SARS-CoV-2 permanece viable o activo durante varias horas, según el tipo superficie:

 

En aerosol (partículas suspendidas en el aire) durante 3 horas;

En superficies cobre por 4 horas;

En superficies de cartón por 24 horas;

En superficies de plástico y acero inoxidable, 72 horas.

 

Por ello, el lavado de manos es fundamental para evitar el contagio, como advierte el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Es igualmente necesario tomar conciencia de que no debemos tocarnos el rostro para reducir las posibilidades de transmisión. 

 

¿Cómo no tocarte la cara y combatir el coronavirus?

 

1. Identificar el motivo por el que te tocas. Ojos secos, picazón por alergia, comida entre los dientes, sea cual sea, piensa en la solución: usar gotas oftálmicas; cepillarte los dientes luego de cada comida, etcétera.

   

2. Concéntrate en recordar que no debes tocarte el rostro. Una pausa en tu rutina diaria para pensar activamente sobre esta conducta es recomendable.

   

3. Usa un spinner o una pelota para aliviar el estrés cuando estés trabajando para mantener tus manos ocupadas.

   

4. Ten pañuelos desechables a mano, ya sea para estornudar o rascarte, por ejemplo.

   

5. Si usas lentes de contacto, cámbialos por anteojos. Sea por sequedad o por alguna otra razón, dejarás de tocarte los ojos directamente con un cristal de por medio.

   

6. Puedes usar una mascarilla simple que cubrirá la boca y la nariz, y evitará el contacto directo con ellos.

   

7. Usa un gel con aromatizante. Si acercas las manos a tu cara, el olor te recordará que estás a punto de hacerlo.

   

8. Utiliza post-it para recordarlo. Tanto en tu área de trabajo como en casa.

   

9. Si tienes una reunión de trabajo es muy probable que te toques la cara. Procura entrelazar las manos y mantenerlas sobre tus muslos.

   

10. Utilizando Immutouch, una pulsera inteligente que vibra cuando te tocas la cara o estás cerca de hacerlo.

 

 

¿Por qué nos tocamos el rostro?

 

Fuera de los actos intencionales o que responden a un estímulo directo, tocarse el rostro es un acto reflejo, espontáneo. Ayuda a la gente a regular procesos emocionales y la memoria funcional —almacenamiento y procesamiento de información para realizar una tarea—.

 

Un estudio de la Universidad de Nueva Gales del Sur indica las personas pueden tocarse la cara hasta 23 veces por hora en promedio. Un 44 % de esos contactos será sobre las membranas mucosas del rostro (36 % en la boca; 31 % en la nariz; 27 % en los ojos, y un 6 % corresponde a una combinación de estas partes).

SIGUE CONECTADO