Pasar al contenido principal

Así será la Fase 3 de la contingencia por coronavirus

Así será la Fase 3 de la contingencia por coronavirus

Esta semana, México entró oficialmente en la Fase 2 de la contingencia sanitaria por coronavirus, la antesala a la tercera etapa de la epidemia por COVID-19, donde las medidas de prevención serán más duras y obligatorias.

 

Pocos conocen a ciencia cierta en que consiste la Fase 3 de la contingencia sanitaria, que comenzaría a aplicarse en aproximadamente dos o tres semanas, dependiendo de cómo vaya evolucionando la pandemia en territorio mexicano.

 

Como hemos visto en los últimos días, los casos de coronavirus han estado a la alza en México y ya se registran 5 muertes por esta enfermedad. Lo anterior es solo un preámbulo de lo que se presentará en la tercera etapa.

 

La Fase 3 conlleva ya un carácter epidémico, donde los brotes son regionales y la dispersión del virus es nacional, desatando miles de casos en todo el país. La buena noticia es que entre el 80 y 85% de los casos serían leves, mientras que el 15 % serían entre graves y muy graves.

 

En esta fase será importante poner especial atención en los adultos mayores y las personas con enfermedades crónico-degenerativas, que son el sector de la sociedad más vulnerable a padecer cuadros graves de COVID-19.

 

Las estimaciones apuntan que en esta etapa se podría infectar el 1% de la población mexicana, que representa poco más de un millón de personas. Aunque cabe destacar que tarde o temprano la gran mayoría de los mexicanos presentarán un cuadro de COVID-19, el cual no pasará de un resfriado.

 

La Fase 3 es la etapa más grave de la contingencia sanitaria, pues el Gobierno deberá anunciar un estado de emergencia total, donde la gran mayoría de la población deberá permanecer en sus domicilios en cuarentena.

 

En este tenor, el Gobierno de México podría incluso implementar un toque de queda con recorridos de las fuerzas policiacas para evitar la concentración de personas, buscando que la gran mayoría permanezca en sus domicilios.

 

Como ya sucede en países como Italia y España, los gobiernos estatales podrían recurrir a multas o sanciones para todas aquellas personas que no respeten el aislamiento.

SIGUE CONECTADO