Pasar al contenido principal

Rusia reitera su compromiso con el Tratado de Cielos Abiertos

Rusia reitera su compromiso con el Tratado de Cielos Abiertos

Rusia reitera su compromiso con el Tratado de Cielos Abiertos y promete esforzarse para preservarlo, declaró este viernes el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov.

 

"Reiteramos nuestro compromiso con ese tratado", dijo Riabkov al contestar a la pregunta correspondiente en un encuentro telemático con los participantes del Fondo de Apoyo a la Diplomacia Pública Alexandr Gorchakov.

 

El diplomático aseguró que Rusia "se esforzará para mantener el tratado en vigor".

 

Rusia, según Riabkov, prevé dialogar con otros países participantes del tratado para "mostrar por qué Estados Unidos miente afirmando que Rusia viola el Tratado de Cielos Abiertos, por qué el propio EEUU es quien viola el tratado y cuál es la vía que propone Rusia si esos países están interesados en preservar ese documento".

 

"El futuro del tratado no solo depende de nosotros", enfatizó.

 

En opinión del diplomático, el tratado "no está muerto", porque, en comparación con la situación del START III, tiene actualmente 34 Estados participantes y la salida de EEUU no significa que deje de existir.

 

No obstante, advirtió Riabkov, si los países de la OTAN siguen el ejemplo de EEUU y acusan a Rusia de violar el tratado, no habrá posibilidades de mantenerlo en vigor.

 

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció el jueves que Washington se retirará del tratado y no volverá a acatarlo hasta que Rusia "cumpla con sus obligaciones".

 

La retirada de Washington se completará dentro de seis meses, aunque Trump no descartó un cambio de decisión si Moscú comienza a cumplir el pacto. Rusia rechazó con firmeza las acusaciones de EEUU.

 

El Tratado de Cielos Abiertos, suscrito en 1992 en Helsinki, permite a observadores militares realizar vuelos desarmados de vigilancia aérea para obtener imágenes de movimientos de tropas y buques en un vasto territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

 

Ese documento, en vigor desde 2002, cuenta hoy con 34 signatarios, incluida Rusia, que lo ratificó en mayo de 2001.

SIGUE CONECTADO