Pasar al contenido principal

The Rolling Stones amenaza a Trump con una demanda

The Rolling Stones amenaza a Trump con una demanda

La banda británica The Rolling Stones emitió un comunicado en el que amenaza con demandar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por usar sus canciones durante sus eventos de campaña.

 

El equipo de abogados de la banda está trabajando con Broadcast Music, Inc. (BMI), una de las organizaciones más grandes de derechos de difusión musical en Estados Unidos.

 

Esto luego de que el presidente Trump usara la canción You can't always get what you want de la banda británica en su último mitin en Tulsa, Oklahoma.

 

BMI ha notificado al equipo de campaña de Trump, en nombre de The Rolling Stones, sobre la no autorización para continuar usando sus canciones, pues de lo contrario se contará como una violación a la licencia, informa el sitio web Deadline.

 

En tanto, las reglas de BMI señalan que hay una licencia para entidades políticas que autoriza el uso de más de 15 millones de obras musicales del repertorio de BMI durante el período de campaña.

 

Sin embargo, en una entrevista con Deadline, el portavoz de BMI, agregó que hay una disposición que permite suspender el uso de las obras si el autor o editor se opone a su uso en campañas políticas.

 

 

"Si Donald Trump ignora la exclusión y persiste, enfrentaría una demanda por romper el embargo y reproducir música que no ha sido autorizada", agregó el comunicado que se dio a conocer este fin de semana por la prensa estadounidense.

 

No es la primera vez que Donald Trump utiliza las canciones populares durante sus mítines, pues a lo largo de su carrera política ha usado música de Queen, Rihanna, Pharrel Williams, Neil Young, entre otros.

 

Anteriormente, al equipo de campaña de Trump también se le había prohibido usar Rockin 'in the Free World durante eventos políticos. En campañas pasadas, Rihanna tampoco autorizó al actual presidente de Estados Unidos usar ninguno de sus éxitos musicales.

 

Pero en esta ocasión, BMI y el equipo de abogados de The Rolling Stones esperarán una respuesta de Trump o de lo contrario procederán a demandarlo por las vías legales.

SIGUE CONECTADO