Pasar al contenido principal

Puebla vive el peor escenario de COVID-19

Puebla vive el peor escenario de COVID-19

En estos momentos, Puebla parece acercarse al peor escenario planteado a nivel nacional al inicio de la contingencia sanitaria por coronavirus, todo provocado por el nulo respeto de un gran sector de la sociedad poblana hacia las medidas preventivas.

 

Con hospitales casi en su máxima capacidad y con un IMSS e ISSSTE indolentes ante el sufrimiento de los poblanos con este virus, la entidad vive el momento más crítico de la pandemia, donde los esfuerzos del Gobierno del Estado resultan insuficientes por factores externos.

 

Puebla ya es el cuarto lugar a nivel nacional en cuanto a contagios de COVID-19, cifra que sigue aumentando con el paso de los días y que ya ha generado caos en hospitales del orden federal, que no cuentan con personal suficiente para atender las demandas de la sociedad.

 

Autoridades de salud pronosticaron desde el arranque de la pandemia una alta cifra de contagios de COVID-19, pero el plan era que no todos los contagios se presentaran al mismo tiempo, a fin de no saturar los hospitales.

 

Esto no ocurrió en Puebla, pues a partir de la absoluta necedad e ignorancia de muchos poblanos, los contagios se comenzaron a presentar en forma acelerada, llegando a días donde había más de 400 nuevos casos de coronavirus en la entidad.

 

En los nosocomios del IMSS y del ISSSTE ya no hay prácticamente camas para atender a los pacientes de coronavirus. Por supuesto, los insumos y equipo para trabajadores de la salud no llegan, lo que provoca que muchos doctores y enfermeras prefieran no arriesgarse.

 

De esta manera, en Puebla también se está presentando una falta de doctores para atender pacientes de COVID-19, pues muchos galenos prefieren no laborar en sus respectivos hospitales debido al riesgo de contagiarse de este virus.

 

El gobernador Luis Miguel Barbosa ha hecho un llamado enérgico a los doctores a poner de su parte para enfrentar esta enfermedad, pues solo con una sociedad unida y respetuosa de las medidas sanitarias, Puebla podrá salir adelante.

 

No todas son malas noticias, pues la entidad ha sumado dos días consecutivos con una baja en el número de nuevos casos; sin embargo, resulta indispensable que la sociedad asuma la responsabilidad que no ha mostrado en la pandemia para que la entidad deje de ser un foco rojo nacional.

SIGUE CONECTADO