Pasar al contenido principal

Sólida, la justificación legal para disolver al Ayuntamiento de Tehuacán

Sólida, la justificación legal para disolver al Ayuntamiento de Tehuacán

Este lunes, el Poder Legislativo a través de la Comisión de Gobernación Justicia y Puntos Constitucionales que preside la diputada Vianey García Romero inició el procedimiento para disolver el Cabildo de Tehuacán, electo en 2018. La detención y encarcelamiento del alcalde Felipe Patjane causó una ola de ingobernabilidad en el segundo municipio más importante del estado. Los diputados buscan terminar con esta escalada de desgobierno mediante la instalación de un Concejo Municipal.

 

Aunque el Ayuntamiento de Tehuacán anunció que se defenderá de su desaparición ante las instancias legales -en este caso la Suprema Corte de Justicia de la Nación-, tal acción será improcedente porque el dictamen del Congreso del Estado está totalmente protegido para su ejecución.

 

Los legisladores morenistas Gabriel Biestro y Vianey García cuadraron perfectamente las consideraciones establecidas en el artículo 57 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla con el dictamen aprobado hoy. Si consiguen el voto de las dos terceras partes de los diputados en favor de este proyecto, el miércoles el pleno aprobará la desaparición del actual ayuntamiento de Tehuacán.

 

La operación política del diputado Gabriel Biestro en el Congreso del Estado, quien revisó con García Guerrero el dictamen redactado por su equipo legislativo, puede observarse en el sustento legal de lo votado hoy en la Comisión: las causas asentadas en el proyecto acreditan el supuesto III establecido en la Ley Orgánica Municipal en su artículo 57, que norma la desaparición de los ayuntamientos:

 

“Por  cualquier  causa  grave  que  impida  el  ejercicio  de  las  funciones  del  Ayuntamiento, conforme al orden Constitucional Federal o Local”, señala la fracción tercera. Así, la impugnación que hoy fue anunciada por el secretario general del ayuntamiento de Tehuacán, José Momox Sánchez, no sería procedente.

 

El dictamen enlistó ocho causas para proceder con la desaparición: la negativa a la toma de protesta de Artemio Caballero López, suplente de Felipe Patjane Martínez; la integración de una “comisión especial transitoria” que firmó 33 contratos, otorgó permisos y hasta autorizó personal sin tener dicha comisión un sustento legal.

 

Ya en estos dos argumentos se cumple el impedimento del ejercicio correcto de las funciones en el ayuntamiento, desde el punto de vista legal. Pero además, el dictamen fue fortalecido con este fundamento: “usurpación de funciones y/o uso indebido de funciones”, pues la mencionada comisión aprobó 67 acciones específicas en perjuicio del erario, desde la disposición de recursos públicos federales hasta la autorización de finiquitos.

 

Este lunes por la tarde, el secretario General del Ayuntamiento de Tehuacán, José Momox Sánchez, anunció que el actual cabildo procederá ante las instancias legales para defenderse. El mensaje no fue de reto a la autoridad, pues el funcionario municipal mencionó que el alcalde sustituto Artemio Caballero le dijo que “se deben a la ley y harán lo que las instancias legales les permitan”.

 

El principio jurídico de la inconformidad sería la violación de los derechos poético-electorales de los regidores, que serán perjudicados con la desaparición del ayuntamiento.

 

El proceso de desaparición apenas ha comenzado. El miércoles, el diputado Gabriel Biestro tendrá el reto de lograr la aprobación por las dos terceras partes de los diputados como marca la Constitución Política de Puebla.

SIGUE CONECTADO