Pasar al contenido principal

Científicos asocian asma y alergias en adolescentes con malos hábitos de sueño

Científicos asocian asma y alergias en adolescentes con malos hábitos de sueño

Entre la comunidad médica comúnmente se sabe que los síntomas del asma se relacionan con la edad de cada individuo, sin embargo, un estudio realizado por la Sociedad Respiratoria Europea señaló por primera vez cómo los malos hábitos de sueño de los adolescentes se asocian con el asma y otras alergias.

 

Dicho estudio lo dirigió el doctor Subhabrata Moitra, investigador de la Universidad de Alberta (Canadá), quien hizo dicha labor mientras residía en el Instituto de Salud Global de Barcelona. El investigador afirma que el sueño y la melatonina, hormona del sueño, influyen en el asma, pero su estudio tenía la finalidad de observar si los hábitos de sueño de los adolescentes influía en sus síntomas de asma.

 

Asimismo, asegura la investigación fue llevada a cabo porque en años recientes el asma y las enfermedades alérgicas han aumentado en todo el mundo, sobre todo en adolescentes. "Conocemos algunas de las razones de este aumento, como la exposición a la contaminación y el humo del tabaco, pero aún necesitamos saber más", añadió el investigador titular.

 

Para realizar la investigación se contó con la participación de mil 684 adolescentes de 13 y 14 años, residentes de Bengala Oriental, India. Los investigadores preguntaron a cada persona sobre síntomas de asma o de rinitis alérgica, como secreción nasal y estornudos. De igual manera, por medio de un cuestionario se les preguntó sobre sus hábitos de sueño, si preferían dormir tarde o temprano y qué tan cansados se sentían al despertar.

 

Con la información recolectada relacionaron los síntomas de los adolescentes con sus hábitos de sueño y comprobaron la relación entre estos. Sus conclusiones, los adolescentes con malos hábitos de sueño como dormir tarde y despertar tarde son tres veces más propensos a desarrollar asma y otras alergias y también el riesgo de sufrir rinitis alérgica se duplica en ellos.

 

Ante los resultados el doctor Moitra agregó que no podían estar seguros de sí dormir tarde produce totalmente el asma, pero sí es certero que cuando la melatonina está desincronizada influye en las enfermedades respiratorias.

 

Niños y adolescentes cada vez tienen peores hábitos de sueño por la tecnología, pues se desvelan usando redes sociales, servicios de streaming o jugando videojuegos. Los científicos conscientes de esto estiman, tal vez alentarlos a mejorar sus hábitos de sueño y pasar menos tiempo con sus dispositivos podría mejorar su salud, pero de igual forma aseguran es algo que deben estudiar más a fondo.

 

Un segundo estudio está programado para 2028, con este se podrá repetir el experimento con un nuevo grupo de adolescentes y sabrán ahora si han cambiado sus hábitos y, con ello, su salud. De momento, descubrir que el asma y alergias se asocian con los malos hábitos de sueño de los adolescentes refuerza la relevancia del sueño en la edad temprana y crea nuevas líneas de investigación para saber cómo el sueño influye en la salud respiratoria de las personas.

SIGUE CONECTADO