Pasar al contenido principal

¿Cómo una estatua de Benito Juárez llegó a Washington?

¿Cómo una estatua de Benito Juárez llegó a Washington?

Durante su visita a Washington, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador rindió una guardia de honor a la estatua de Benito Juárez ubicada en la capital de los Estados Unidos. Sputnik te cuenta la historia de este monumento.

 

La efigie, ubicada en el cruce de las avenidas Virginia y New Hampshire, fue enviada como un regalo del pueblo mexicano a Estados Unidos a cambio de una estatua de Abraham Lincoln. Actualmente es considerada un símbolo de las contribuciones de México a la cultura estadounidense.

 

 

La estatua de Lincoln fue entregada por el mandatario Lyndon Johnson (1963-1969) en 1966 durante una visita oficial a la Ciudad de México. Esta efigie es una réplica del monumento que el arquitecto Augustus Saint-Gaudens esculpió para la ciudad de Chicago y actualmente se encuentra en el Parque Lincoln, en la zona de Polanco de la capital mexicana.

 

Por su parte, la estatua del Benemérito de las Américas en Washington fue inaugurada el 7 de enero de 1969 por el entonces canciller mexicano, Antonio Carrillo Flores, y su homólogo estadounidense, Dean Rusk. Esta obra está basada en la efigie realizada en 1891 por el escultor francés Enrique Alciati, famoso por realizar la Columna de la Independencia.

 

En la estatua, Benito Juárez aparece con su brazo derecho apuntando al horizonte, mientras que en su mano izquierda sostiene un libro con la palabra "Reforma". En su base, hecha de granito, el monumento guarda una urna con tierra de la ciudad de Oaxaca, tierra natal del mandatario mexicano.

 

La escultura original se ubica en la capital oaxaqueña, mientras que la estatua ubicada en Washington corresponde a un molde de la misma obra, autorizada para su realización por el Gobierno de México el 17 de octubre de 1968.

 

La obra viajó en camión desde México hasta Laredo, Texas, donde fue cargada en un vagón de ferrocarril para ser transportada a su destino final, a donde llegó con grietas y un brazo casi roto. Por ello, el Gobierno estadounidense pidió a una tienda local que reparara la estatua antes de la ceremonia de inauguración.

 

En el pedestal de la efigie se puede leer en español y en inglés la frase "El respeto al derecho ajeno es la paz" (Respect for the rights of others is peace), pronunciada por Juárez en 1867. En enero de 2019, López Obrador repitió el dicho con motivo del debate a nivel internacional sobre una intervención en Venezuela.

 

Existen otras esculturas dedicadas al 'Benemérito de las Américas' en Estados Unidos. Una de ellas se encuentra en el corazón de Manhattan, Nueva York, la cual fue elaborada por el escultor mexicano Moisés Cabrera.

 

Otra se ubica en los McGovern Centennial Gardens de Houston, sobre un pabellón con esculturas de varios países. Esta efigie fue donada a la ciudad texana por Petróleos Mexicanos en 1985.

 

Una más adicional se encuentra en la Plaza de las Américas de Chicago, sobre la avenida Michigan, en una zona de la plaza que rinde homenaje a las culturas latinoamericanas.

SIGUE CONECTADO