Pasar al contenido principal

Nuevo estatus de Santa Sofía no afectará visitas turísticas, dice Turquía

Nuevo estatus de Santa Sofía no afectará visitas turísticas, dice Turquía

El cambio del estatus de la basílica de Santa Sofía en Estambul no obstaculizará las visitas turísticas, declaró este martes la Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía.

 

"El acceso de visitantes en Ayia Sofía –salvo el tiempo de la azalá- no es un obstáculo desde el punto de vista de la religión", dice el comunicado del ente.

 

Agrega que los mosaicos y frescos cristianos que se encuentran en el edificio "no obstaculizan la azalá", pero deben estar cubiertos durante la oración.

 

El 10 de julio, el Consejo de Estado de Turquía anuló la decisión de 1934 que convertía Santa Sofía en un museo. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que formalizó esta medida por un decreto, anunció que la primera oración musulmana en Santa Sofía tendrá lugar el 24 de julio.

 

La decisión de reconvertir Santa Sofía en una mezquita provocó fuertes críticas de numerosos países y organismos internacionales.

 

La basílica de Santa Sofía fue fundada por el emperador cristiano Justiniano y se inauguró el 27 de diciembre de 537.

 

Durante más de 1.000 años fue el templo más grande de la Cristiandad, pero, después de la toma de Constantinopla por los otomanos y la caída del Imperio bizantino en 1453, la basílica se convirtió en una mezquita.

 

En 1934, el fundador del Estado turco moderno, Kemal Ataturk, firmó un decreto para convertir el edificio en un museo, que se inauguró al año siguiente. En 1985, el templo fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

SIGUE CONECTADO