Pasar al contenido principal

Con la llanta ponchada, Hamilton gana el GP de Gran Bretaña

Con la llanta ponchada, Hamilton gana el GP de Gran Bretaña

Este domingo, en medio de una accidentada carrera y a casi nada de perder el primer puesto, Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Gran Bretaña.

 

Durante el primer momento, Hamilton ganó terreno posicionándose en primer lugar; sin embargo, la bandera amarilla apareció en dos ocasiones, cuando Alex Albon de la escudería Red Bull rozó a Kevin Magnussen de Hass, provocando que el danés chocará más adelante al salir de una curva.

 

Posteriormente, el corredor Danii Kyvat de AlphaTauri perdió el control en una curva, chocando contra la barda, lo que impidió que siguiera en la carrera por la condición de su vehículo.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by FORMULA 1® (@f1) on

 

Eso no fue todo, ya que tres pilotos, incluyendo a Hamilton, reventaron la llanta izquierda de su vehículo, lo que provocó que las posiciones se jugaran en los últimos minutos.

 

Por un lado, Valterri Bottas, compañero de Hamilton en Mercedes, venía en segundo lugar cuando ponchó su llanta, por lo que tuvo que ir a los boxes para arreglarla, regalando nueve posiciones, ya que al final de la carrera terminó en el puesto número 11.

 

La carrera estaba apretada entre Hamilton y Max Verstappen de Red Bull; incluso, los especialistas por un momento creyeron que el holandés ganaría la carrera; empero, Verstappen también ponchó su llanta, por lo que tuvo que correr hacia los boxes para cambiar sus gomas.

 

 

Al término de la carrera y con Verstappen apretando, Hamilton ponchó su llanta, pero continúo con su carrera, llegando en primer lugar con el auto averiado.   

 

La próxima carrera será el próximo 9 de agosto en el mismo circuito de Silvestone, por lo que se espera que los autos tengan otras llantas que soporten el camino.           

SIGUE CONECTADO