Pasar al contenido principal

Qué está pasando en Morena y por qué los confronta una encuesta

Qué está pasando en Morena y por qué los confronta una encuesta

La decisión de candidaturas en el partido marrón durante el próximo proceso electoral transita por un nuevo Comité Ejecutivo Nacional de Morena, y la elección de esta renovada dirigencia depende, a su vez, del método de selección. Pero más allá del método, lo importante es el padrón de militantes. Veamos.

 

Los opositores a la selección de una encuesta abierta a la militancia señalan que se contravienen los estatutos. Pero, además, lo cierto es que la líder de esta oposición y aspirante a la dirigencia nacional de Morena es Bertha Luján y ella ya calculó tener más consejeros a su favor para ser votada como nueva presidenta.

 

Lo mismo ocurre en Puebla, el grupo que apoya a Bertha Luján tiene contabilizado un mayor número de simpatizantes en una asamblea de votación, pero la elección por encuesta abierta les perjudica, porque al no tener conocimiento del padrón de militantes, calculan que puede beneficiarse a otro aspirante.

 

Y ese otro aspirante es el coordinador de los diputados federales de Morena, Mario Delgado, quien aspira a la dirigencia del partido y calcula que con una encuesta abierta se puede incidir en la militancia en favor de su proyecto.

 

Las futuras candidaturas a presidencias municipales, diputaciones locales y federales dependen del nuevo dirigente, porque este establecerá el método de selección de candidatos y con ello hará trajes a la medida para favorecer a sus simpatizantes. En otras palabras, quienes apoyan a Luján se ven como candidatos al igual que los que apoyan a Delgado.

 

Por eso la tensión al interior del partido más grande del país -desde 2018- ha crecido en estos días, y aún no hay nada para nadie porque el control del partido recae en la figura de Alfonso Ramírez Cuéllar. El presidente interino del partido decidió mantenerse en el cargo contraviniendo los propios estatutos de este partido y cuya aplicación es defendida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

Es justo el tribunal el que obliga a renovar la elección y a utilizar como método a encuesta, pero también explica en su sentencia: “el método que marquen los estatutos del partido”.

 

Sin embargo, Cuéllar ya decidió ir por la encuesta abierta: se entrevistarán a 4,500 militantes de Morena en sus casas a lo largo del país y considerando que un 30 % podría no contestar, según Ramírez Cuéllar, solo serán aplicadas 3,150 encuestas en todo México. Una muestra bastante pequeña para el tamaño del partido, según apelan los opositores a este método. Además, insisten, puede infiltrarse el padrón de militantes.

 

En el padrón está la llave para las candidaturas. Reelecciones, nuevos liderazgos, presidentes, diputados, todos dependen de ese padrón que otorgará a Mario Delgado o a Bertha Luján en lo nacional la presidencia y, en lo local, confirmará qué grupo mantiene la supremacía en Puebla: el de la alcaldesa o el del gobernador.

SIGUE CONECTADO