Pasar al contenido principal
Sin temor a réplica

2020, un verdadero “Grito de Dolores”

Gustavo Mirón Reyes

Este 2020 amerita un verdadero “Grito de Dolores” en este mes patrio. A México le duele todo en estos momentos, mientras intenta sobrevivir a la pandemia de COVID-19 con respirador artificial.

 

Sí, necesitamos un “Grito de Dolores” que alivie a un golpeado pueblo de la indolencia de su gobierno, que ante la peor crisis en los últimos años se ha visto poco humano.

 

Un “Grito de Dolores” que se convierta en un recuerdo de esas más de 70,000 almas que abandonaron su cuerpo al perder la batalla contra el coronavirus.

 

México necesita un “Grito de Dolores” y de reclamo hacia un presidente que tiene como prioridad una rifa, por encima del bienestar y la salud del pueblo mexicano.

 

Después de ese grito, el país necesita silencio. No quiere pirotecnia ni espectáculo de luces, quiere silencio y respeto, ese respeto que no se ha mostrado durante todo el año.

 

Imposible es entender que pese a todo lo que pasa en materia de salud, económica y social en México, las autoridades crean que es necesario un festejo.

 

México está muy lastimado y solo quiere soltar un grito de rabia, ese coraje contenido y que no encuentra eco en todos aquellos que se comprometieron a defender a la nación.

 

Urge que el espíritu de Hidalgo, Morelos, Allende y Ortiz de Domínguez se apodere no solo de las autoridades, sino de la misma sociedad, para levantar a un país que está en ruinas y necesita verdadera sangre combatiente.

 

No, amable lector, México no puede estar de fiesta, jamás ha podido. Sin embargo, en esta ocasión vale más silencio y reflexión, pues todo indica que la verdadera batalla apenas está por llegar y será cruel y despiadada.

 

Pese a todo:

 

¡Viva, México!

SIGUE CONECTADO