Pasar al contenido principal
A golpes de razón

El caos panista que Marko Cortés no quiere ver

Miguel Ángel Cordero

Mario Riestra Piña y Oswaldo Jiménez se reunieron este martes con Marko Cortés, el presidente nacional del PAN. Hace semanas, el líder azul comentó que a ambos personajes los veía como candidatos a diputados.

 

También hace semanas trascendió que sería Cortés quien establecería las candidaturas a diputaciones federales. ¿Será que la visita a la Ciudad de México por parte de los dos panistas confirma el trascendido?

 

Sea como fuere, el Partido Acción Nacional pretende recuperar la mayoría legislativa y de presidencias municipales en Puebla sin un proyecto de unidad. La fragmentación interna es su peor enemiga.

 

El panista y exregidor Miguel Ángel Desavre exhibió el 13 de septiembre pasado a la presidenta del PAN, Genoveva Huerta, por cometer violaciones penales e incluso le recomendó, a manera de sorna, asesorarse legalmente con él.

 

“Lo único que confirmó el oficio, es que sí eres investigada y que no tardan en darte la calidad de imputada Genoveva Huerta. No es lo mismo torcer los reglamentos del PAN para afectar a comités o militantes no afines, a litigar un asunto penal. Asesoría legal gratis en el Comité Directivo Municipal”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

Los motivos de la inconformidad del exregidor son dos: el trato discriminatorio que hace la panista a los Comités Municipales no afines a ella, y el adeudo que tiene el partido con él por sus servicios como secretario jurídico del PAN municipal.

 

Desde la posición que obtuvo al integrarse a la planilla ganadora del CDM, Desavre ha estado sin cobrar e incluso ha apoyado a gastos de mantenimiento. Exige sus honorarios desde el 15 de agosto, pero la presidenta pretende pagarle solo desde el 15 de septiembre.

 

El caso del abogado panista es solo uno de los muchos frentes que tiene abiertos Genoveva Huerta con la militancia. Diversos panistas coinciden que la forma en la que se ha confrontado con distintos militantes causará una ruptura de tal magnitud que incluso la elección del próximo año puede quedar comprometida.

 

La posibilidad de este escenario es grande y no le preocupa, pues su prioridad es mantener el acuerdo con su líder político: el diputado federal Fernando Manzanilla, quien -jura- será el próximo presidente del Congreso del estado al obtener una diputación local por la vía plurinominal.

 

Marko Cortés recibió sonriente a Oswaldo y Mario, pero del fatídico recorrido de Genoveva Huerta por el PAN estatal poco hace y con ello su partido se aproxima a un nuevo descalabro electoral causado por la división.

SIGUE CONECTADO