Pasar al contenido principal

Redes sociales buscan eliminar el “body shaming” entre sus usuarios

Redes sociales buscan eliminar el “body shaming” entre sus usuarios

El término de body shaming proviene de la traducción en español de avergonzar a alguien por su cuerpo, una situación que ha preocupado a las principales plataformas y redes sociales como TikTok, quien prohibirá anuncios que promocionen ayunos, suplementos alimenticios y medicamento para bajar de peso, y de esa manera tratar de eliminar de su plataforma este tipo de violencia.

 

La empresa ByteDance, dueña de TikTok, destacó a través de un comunicado que pondrá límites a los anuncios con afirmaciones exageradas en productos de dieta, artículos para perder peso, consejos alimenticios o dietas, videos de influencers de cómo lucir más delgada o qué comer para no engordar a fin de evitar que el body shaming se torne en un círculo vicioso lleno de prejuicios y críticas externas e internas.

 

Tara Wadhwa, gerente de políticas de seguridad en TikTok, agregó en el comunicado que la plataforma pretende crear un entorno donde la comunidad se sienta cómoda, confiada y segura para ser una plataforma libre e inspire a brindar apoyo y celebrar las cualidades únicas de cada persona. "El estigma del peso y la vergüenza corporal plantean desafíos individuales y culturales. Sabemos que internet si no se controla, existe el riesgo de exacerbar estos problemas", agregó Wadhwa.

 

Los cambios en las políticas publicitarias dentro de la aplicación de videos cortos tienen el objetivo de combatir afirmaciones exageradas de la publicidad, para eso TikTok firmó un acuerdo con la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (NEDA, por sus siglas en inglés) para comenzar a redirigir búsquedas de hashtags e, incluso brindar apoyo a las personas a través de la línea de ayuda de NEDA, donde los usuarios podrán encontrar información confidencial, soporte, herramientas y recursos.

 

Otras plataformas también están tratando de erradicar los comentarios relacionados con el body shaming, es decir críticas o burlas hacia los demás cuando no cumplen con un estándar de belleza establecido por la sociedad. En 2018, Twitter realizó la campaña en contra del body shaming con el hashtag de #YoNoApagoLaLuz, donde las celebridades de todo el mundo, entre ellas Anne Hathaway, se mostraron en redes sociales con una fotografía en ropa interior afirmando que "no hay necesidad de apagar la luz para no mostrar nuestras imperfecciones".

 

Si bien, el body shaming es un problema social que se exacerbó con las redes sociales, es importante encontrar en las mismas una herramienta poderosa para crear espacios seguros e inclusivos donde todas las personas del mundo puedan ser aceptadas. Bajo ese contexto, establecer cambios en las políticas publicitarias y en los términos de convivencia entre los usuarios será de suma importancia para convertir a las redes sociales en lugares más amigables.

SIGUE CONECTADO