Pasar al contenido principal
A golpes de razón

Alguien vela por Atlixco

Miguel Ángel Cordero

El buen mensaje que dio el gobernador Miguel Barbosa al alcalde de Atlixco Guillermo Velázquez sorprendió a todos la semana pasada.

 

“El perfil del presidente municipal es bueno, de un político de fortalezas. Por eso esta presencia tan nutrida de personas que vienen a escuchar y darle su apoyo frente a su desempeño como servidor público. Eso es reconocible y yo siempre he visto en Guillermo Velázquez, desde que tengo trato con él, a un hombre maduro, equilibrado, sensato y muy ecuánime.

 

“Con él hemos hecho clic en nuestra relación de personas y siento que tenemos entre nosotros un aprecio real. Te saludo Memo, te saludo y te felicito”.

 

El aprecio de un gobernador es invaluable. En el caso del alcalde de Atlixco esta deferencia tiene que ver con cuatro elementos evidentes:

 

El primero la estrategia creada por el propio mandatario estatal para proyectarse como hombre de estado que acepta la pluralidad partidista.

 

No es cosa menor.

 

Si analizamos, el gobernador ha trabajado como conciliador y enlace entre políticos durante toda su carrera política. Más que un hombre de masas, es un político que teje acuerdos en las grandes ligas de la política nacional.

 

Al tratar a Guillermo Velázquez con decoro, el gobernador promueve su discurso de pluralidad política, la que lo llevó a la silla que hoy ocupa.

 

Pero además de la decisión del mandatario, hay otros tres elementos que dan claridad sobre el porqué del respaldo a Velázquez Gutiérrez.

 

Por un lado, está la operación de un panista muy cercano al gobernador: Roberto Gil Zuarth.

 

El exsenador es amigo, aliado y operador del gobernador Barbosa y también mantiene una excelente relación de acuerdos políticos con Marko Cortés.

 

Luego de que Guillermo Velázquez buscara la gubernatura, Cortés y él se convirtieron en aliados. Cuando el alcalde levantó la mano, aunque no obtuvo la denominación, saltó a la política nacional.

 

Justo es Gil Zuarth quien ha promovido a Memo Velázquez y ha defendido a Marko Cortés ante el gobernador.

 

Por eso no es gratuito que el mandatario estatal le diera la bienvenida a Puebla.

 

Un tercer elemento que ha tejido la relación con Memo Velázquez es la operación fina que una empresaria poblana ha hecho a favor del alcalde de Atlixco.

 

Por la amistad que les une, desde hace años, esta empresaria apoya al alcalde con sus relaciones con el gobierno actual para llevar siempre un mensaje: Memo Velázquez es un aliado del gobernador.

 

Y el cuarto elemento de esta relación aterciopelada es el de la caída de un alfil de Morena en Atlixco.

 

En los albores de su gobierno, Miguel Barbosa tenía como operador de Atlixco al exalcalde Eleazar Pérez Sánchez.

 

Barbosa le había dado la oportunidad de ser uno de sus hombres cercanos a pesar de que sus agentes habían identificado al expresidente municipal como aliado del exgobernador Tony Gali.

 

No obstante, tras la candidatura que obtuvo Pérez Sánchez en Morena, el gobernador le había dado una oportunidad.

 

Pero “El Migrante” arruinó la relación por un caso de corrupción cometido en la repartición de fertilizantes como parte de un programa del Gobierno Federal.

 

Desde entonces, el mandatario no confía en Eleazar y, ante el vacío de un líder morenista en Atlixco, ha preferido mostrar su beneplácito al alcalde panista Guillermo Velázquez.

 

Cuatro situaciones han logrado que Memo Velázquez recibiera tamaño mensaje la semana pasada, y dos son los actores que han operado a su favor.

SIGUE CONECTADO