Pasar al contenido principal

Ebrard dice que el país defendió a sus Fuerzas Armadas en caso Cienfuegos

Ebrard dice que el país defendió a sus Fuerzas Armadas en caso Cienfuegos

El Gobierno mexicano defendió sus Fuerzas Armadas en el caso del exsecretario de Defensa de México (2012-2018), Salvador Cienfuegos Cepeda, quien regresó la noche del miércoles a México luego de que la justicia de EEUU lo liberó, al desestimar los cargos de narcotráfico y lavado de dinero en su contra, para enfrentar una investigación de la justicia de su país, dijo este jueves el canciller Marcelo Ebrard.

 

"El presidente nos instruyó que dijéramos con prudencia, firmeza y claridad la posición de México, que es defender su dignidad, de sus instituciones y de nuestras Fuerzas Armadas, defender la dignidad, pero de ningún modo permitir impunidad", dijo Ebrard en conferencia de prensa junto con el jefe de Estado, Andrés Manuel López Obrador.

 

A su regreso, en el aeropuerto internacional de Toluca, el general Cienfuegos fue notificado de la investigación que lo involucra, con base en el expediente enviado por EEUU a México hace una semana, y se retiró en libertad hacia su casa, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

 

Ebrard dijo que, con esa gestión diplomática y judicial, "lo que México ha hecho es defender su dignidad, su prestigio, para hacer justicia conforme a lo que la ley mexicana dispone", mediante investigaciones de la FGR.

 

El Gobierno mexicano afirma que no fue informado de las pesquisas antes de la detención del alto jefe militar, el 15 de octubre pasado en el aeropuerto de Los Ángeles, California, con lo cual EEUU violó un acuerdo de cooperación de 1992, que norma las actividad de la agencia antidrogas de EEUU (DEA, en inglés).

 

Con el regreso del general de cuatro estrellas a México se ratifican las bases que deben guiar la relación entre los dos países, si hay alguna indagación, indagatoria, indicio de corrupción, de colusión con la delincuencia, que se le haga del conocimiento a la autoridad mexicana, que México sabrá aplicar la ley, puntualizó Ebrard.

SIGUE CONECTADO