Pasar al contenido principal

La fragmentación del voto sanandreseño

La fragmentación del voto sanandreseño

Karina Pérez Popoca cuenta con el apoyo de los líderes de su partido en el estado para conseguir la reelección o la candidatura a la diputación local, pero su enfrentamiento con Hernán Reyes y Adán Xicale ha causado que su “proyecto” político futuro luzca improbable.

 

La presidenta municipal de San Andrés Cholula, el único municipio del estado que tiene ingresos propios superiores a las participaciones, busca su reelección. Esta decisión provocó que Adán Xicale, su padrino político, y Hernán Reyes, el secretario que le acercó a los vecinos de la Reserva Territorial, fueran desplazados.

 

Pérez Popoca llegó a la alcaldía por motivos circunstanciales y no por el desarrollo de una carrera política. La entonces activista fue propuesta por el grupo de Adán Xicale en las negociaciones internas de Morena para elegir en la terna de votación entre candidatas mujeres.

 

Karina Pérez ganó la supuesta encuesta de posicionamiento y fue designada como candidata, pero el grupo de Adán Xicale era el que mantenía las relaciones con Morena y los líderes de este incipiente partido.

 

Al principio del gobierno municipal, la alcaldesa soportó cada decisión en los consejos de Xicale. Ingreso a funcionarios, incluyendo al hijo del activista, en diversos cargos del gobierno. Incluso, las operaciones empresariales pasaban por el escritorio de Adán.

 

En el acuerdo no escrito, la presidencia municipal pasaría a Adán Xicale en las elecciones del próximo año, pero antes de que este pacto se concretara, Adán y Karina rompieron justamente porque la alcaldesa quiso reelegirse.

 

Esta decisión también le provocó un hueco en su ayuntamiento. Su secretario de Desarrollo Económico, Hernán Reyes, comenzó a impulsar al Partido del Trabajo en San Andrés Cholula. Los líderes de este instituto político le vieron como un cuadro prometedor.

 

Una fotografía en la que Hernán Reyes aparece con Eduardo García Casas, Sergio Quiroz y Roberto Maxil fue la causa de la ruptura entre Karina Pérez y su secretario.

 

Aunque Hernán no formaba parte del equipo de Adán Xicale, su liderazgo en los fraccionamientos de la reserva territorial le ganaron un lugar en el gabinete. Cuando ocurrió la elección, Hernán Reyes movilizó a los simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador en las colonias de su influencia y a las cuales no tenía acceso Karina Pérez Popoca.

 

La presidenta le amenazó con despedirle si no apoyaba su proyecto. Hernán dejó el cargo y el Partido del Trabajo le cobijó dándole la presidencia del Comité Directivo Municipal sanandreseño.

 

En el año y medio que lleva como presidenta, Karina Pérez se ha confrontado abiertamente con estos dos personajes debilitando su posibilidad de reelección.

 

Adán Xicale aún mantiene cierto liderazgo sobre los grupos políticos más radicales de la izquierda en San Andrés Cholula, además de asociaciones culturales de corte indigenista.

 

Por otro lado, Hernán Reyes tiene influencia en toda la región de la Reserva Territorial Atlixcáyotl, que va desde fraccionamientos hasta residenciales.

 

El PAN ha crecido en cantidad de votos y los liderazgos que se fraccionaron a causa de la elección de 2018 permanecerán unidos en esta ocasión.

 

Karina Pérez necesita al menos 20,000 votos para reelegirse, cantidad sumamente complicada de obtener en una elección que no concurre con la figura de Andrés Manuel y con el rechazo a los aliados que le sumaron votos en la pasada elección. El PAN va en caballo de hacienda para recuperar el control del segundo municipio más rico del estado.

SIGUE CONECTADO