Pasar al contenido principal

COVID-19 lleva caos a los tribunales de México

COVID-19 lleva caos a los tribunales de México

Nueve de cada 10 fallecidos por COVID-19 en México —alrededor de 94.000 víctimas— no dejó testamento, según estimaciones del Colegio Nacional del Notariado Mexicano. 

 

Armando Prado, presidente de esa organización, anticipó que al menos 50% de esos casos podrían resultar en conflictos por inconformidad en las herencias que llegarán a los tribunales en los próximos meses. 

 

"Si los beneficiarios no llegan a ponerse de acuerdo, va a haber controversia y van a caer en tribunales, que están saturados por obvias razones, porque no han podido atender casos por la pandemia. Se ha incrementado el trabajo y el que se venga un cúmulo de trabajo inesperado va a ser caótico", indicó en una entrevista. 

 

Aunque el Colegio de Notarios de la Ciudad de México anunció recientemente que las solicitudes para trámites de testamento subieron hasta 60% en comparación con 2019, se calcula que en todo el país solo una de cada 20 personas realiza esta tarea. 

 

"Según el Inegi [Instituto Nacional de Estadística y Geografía], de las cifras de propiedades inmobiliarias, una tercera parte está sin dueño, es decir, 4.000.000, con un costo promedio de 300.000 pesos (14.900 dólares), hablamos de un déficit de 1,2 billones de pesos (59.753 millones de dólares), es un presupuesto altísimo", evaluó Armando Prado. 

En el mismo sentido, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reveló que una de cada tres personas fallecidas por COVID-19 contaba con un seguro de vida. Según el director de la AMIS, Recaredo Arias, al 16 de noviembre, el número acumulado de casos por indemnización sumó 29.028, por un monto aproximado de 6.333 millones de pesos (315 millones de dólares), con un monto promedio de 218.187 pesos (10.860 dólares) de compensación. 

 

"Poco más de 29% de los casos de personas que han fallecido tienen un seguro. Hemos tenido una cobertura importante, el seguro ha podido ser un instrumento muy importante para indemnizar a los familiares", explicó a Milenio. 

 

México superó la cifra de los 100.000 decesos por COVID-19, convirtiéndose en el cuarto país del mundo en rebasar esa cantidad, después de Estados Unidos, Brasil e India. Hasta el 19 de noviembre, 766.361 pacientes se han recuperado de esta enfermedad satisfactoriamente. 

SIGUE CONECTADO