Pasar al contenido principal

Puebla “se encierra” antes de enfrentar al León en Liguilla

Puebla “se encierra” antes de enfrentar al León en Liguilla

Un búnker quiere hacer el Puebla de la Franja durante el enfrentamiento ante León por los cuartos de final de la Liguilla, ya que de cara al encuentro de ida de este miércoles, los jugadores no darán entrevistas ni tendrán contacto con los medios de comunicación, y así se mantendrían hasta definir la llave el sábado próximo.

 

Tras su pase del domingo en la tanda de penales ante Monterrey, los camoteros tomaron el avión de regreso el lunes, tuvieron un breve tiempo con sus familias y por la noche afrontaron su primer entrenamiento pensando en los esmeraldas.

 

Para este martes, repetirán la tarea con su última práctica antes de encarar el duelo de ida que tendrá lugar este miércoles a las 7 de la noche en un estadio Cuauhtémoc que, por decisión del gobierno estatal y la directiva, mantendrá sus puertas cerradas sin acceso al público.

 

Será en estas horas cuando el cuerpo técnico poblano encabezado por Juan Reynoso, espera recuperar a sus jugadores que estuvieron de baja ante Rayados, principalmente Emanuel Gularte, quien por lesión no hizo el viaje a la Sultana del Norte.

 

El hombre con el que ya podrá contar para medirse ante los guanajuatenses que fueron los líderes generales en la fase regular, será el uruguayo Christian Tabó, quien ante los regios cumplió un partido de sanción al llegar a cinco tarjetas amarillas en el cierre del torneo.

 

En el repechaje, Reynoso tuvo que echar mano de Emilio Martínez y Milton Hernández, dos futbolistas que juegan en el equipo sub 17 y que aparecieron en la banca para poder completar el número mínimo de convocados que requiere la Liga.

SIGUE CONECTADO