La casaron a los 12 años, la esclavizó el marido y después la desfiguró con ácido

Foto: AFP

Una joven yemení solicita ayuda para costear los tratamientos médicos que necesita para tratar las cicatrices de su rostro luego que su esposo la atacara con ácido y quedara desfigurada; la fémina contrajo nupcias con su agresor a los 12 años, según lo informado por AFP.

 

La víctima se llama Al Anoud Hussain Sheryan, de 19 años de edad, quien relató que su madre, tras enviudar y volver a casarse, le buscó un esposo "para protegerla" ya que temía que si ella moría, su hija no tendría a ninguna otra persona cercana.

 

Sin embargo, el matrimonio resultó lo contrario, ya que la adolescente asegura que vivió cuatro años como "esclava", además era encadenada y golpeada con frecuencia. A los 16 años su esposo la echó de su casa y Al Anoud fue acogida por una de sus hermanas, entonces se dedicó a aprender enfermería.

 

 

Cuando pensaba que su pesadilla había terminado, su esposo cambió de parecer y exigió a la joven que regresara con él y, tras negarse, en octubre del año pasado se vengó arrojándole ácido; como resultado el rostro de la mujer quedó desfigurado.

 

Al Anoud fue hospitalizada en la institución en la que realizaba sus prácticas como enfermera. Y a pesar de que la joven denunció a su marido, huyó y hasta hoy continúa prófugo.

 

Para recuperar su rostro Al Anoud espera someterse a tres cirugías plásticas, unas intervenciones complejas y costosas, sin embargo, hasta ahora no ha podido pagar los primeros auxilios que recibió tras la agresión, por ello solicita ayuda.

 

Con base en información de la ONU, en 2013 una de cada tres mujeres yemeníes de entre 24 y 32 años se habían casado antes de cumplir 18, y 9 % había llegado al matrimonio antes de los 15.

 

Al respecto, la UNICEF refiere que en 2020 había alrededor de cuatro millones de menores casados en Yemen, de los cuales 1,4 millones tenían menos de 15 años.

 

Por su parte, el Fondo de Población de la ONU presentó un reporte el año pasado en el que informa que 2,6 millones de mujeres y niñas del país, el más pobre de toda la península arábiga, se encuentran expuestas a la violencia de género.

Notas Relacionadas