¿Se fue la luz? Sí, otra vez es culpa del neoliberalismo

El lunes amanecieron sin energía eléctrica 4.8 millones de usuarios de 6 estados del norte del país, la causa fue un déficit en la generación por la interrupción del suministro de gas proveniente de Estados Unidos. La oposición no desaprovechó la ocasión para lanzarse contra la política energética de la Cuarta Transformación y hasta hacer comparativos con Venezuela. Pero ¿es la nueva política energética la responsable del apagón?

 

El fin de semana pasado una atípica tormenta invernal afectó el sur de Estados Unidos y frenó las actividades económicas. Refinerías, petroquímicas e industrias relacionadas también pararon. El estado de Texas, que produce normalmente hasta 1.2 millones de barriles diarios de petróleo, no tiene servicios eléctricos desde el domingo. La situación se ha agravado porque esto provocó que también se suspendan los suministros de agua y gas. En las tiendas empiezan a escasear alimentos y productos de primera necesidad como el agua embotellada y la gente empieza a hacer grandes filas para abastecerse.

 

En respuesta a la crisis, el gobernador de Texas emitió un decreto en el que prohíbe a las empresas productoras de gas vender al exterior, al menos hasta el domingo próximo. Nuestro país se ha visto afectado con esta prohibición. La Comisión Federal de Electricidad (CFE), principal consumidor del gas sufrió un desbalance y tuvo que recurrir a un Disparo Automático de Carga o simplemente Tiro de Carga (interrupción del servicio) para estabilizar el sistema. De igual forma, tuvo que recurrir a tiros de carga aleatorios, programados y rotativos en 29 entidades para no colapsar.

 

Los apagones recordaron las penosas situaciones que han pasado Cuba o Venezuela y la oposición lo relacionó con las políticas energéticas de Andrés Manuel. Sin embargo, esto nuevamente demuestra la ignorancia o la vileza de la derecha. El acontecimiento expone una vez más el fracaso de la mal llamada Reforma Energética de Felipe Calderón y Peña Nieto y la urgencia de recuperar la soberanía en electricidad para no depender de lo que suceda en el extranjero. Los siguientes datos derriban los mitos que han estado circulando en estos días:

 

1. La solución está en las energías limpias. Falso. Primero debe quedar claro que toda generación de energía es en sí misma contaminante en mayor o menor medida, por ello decir “limpias” ya es una falacia. En Texas el colapso eléctrico sobrevino por la interrupción de la energía generada en sistemas eólicos y solares y se demostró que con la tecnología actual abastecerse de estos modelos es casi imposible. En el periodo de transición hacia energías de fuentes renovables se hacen necesarios modelos de generación mixtos.

 

2. La culpa es del actual gobierno. Falso. La dependencia del gas para generar electricidad no se inició ahora. La gráfica 1 muestra que de 2002 a 2017 el porcentaje de energía eléctrica que se produce a partir del “ciclo combinado” que utiliza gas pasó del 20 al 50%. La idea que las políticas neoliberales alentaban generación alternativa de electricidad se reprodujo en los medios de comunicación, pero sólo existió en la imaginación de la derecha, los datos demuestran que la realidad nunca fue así.

 

Elaboración propia con datos de SIE (SENER)

 

3. No se debe modificar la reforma energética. Falso. Hemos denunciado en columnas anteriores como se otorgaron contratos millonarios a empresas privadas y se obligó a CFE a comprar energía de esos privados, como Iberdrola. En la gráfica 2 se demuestra como en 30 años pasamos de ser autosuficientes en la producción de gas a depender de importar una cuarta parte del consumo total. Si sólo consideramos el consumo privado (exceptuando el de CFE), la dependencia equivale al 81%. La caída en la producción es notoria desde 2008, en el sexenio de Calderón.

 

Elaboración propia con datos de PEMEX

 

Sin duda, lo importante en estos momentos es continuar con la recuperación de la industria eléctrica. Como escribió Adolfo Ruiz Cortines en 1960 con motivo de la nacionalización de la electricidad: “sólo un traidor entrega su país a los extranjeros”

 

*Profesor-Investigador Facultad de Negocios, Universidad La Salle México

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

Twitter: @BandalaCarlos