Arrestan a dos mujeres que se disfrazaron de ancianas para ser vacunadas 

Foto: Pixabay

Dos mujeres jóvenes fueron detenidas en Estados Unidos por tratar de burlar el proceso de vacunación, ya que se disfrazaron y caracterizaron como un par de ancianas para recibir la segunda dosis del antígeno contra el COVID-19.

 

Los hechos sucedieron en el Condado de Orange, en Florida, donde un par de ancianas resultaron ser dos jóvenes mujeres que esperan ser inmunizadas con la segunda dosis de la vacuna, pero las autoridades sanitarias las descubrieron luego de revisar sus documentos de identidad, de esta manera confirmaron que su edad no se correspondía con sus disfraces.

 

De acuerdo con lo informado por medios locales, los funcionarios sanitarios refirieron que el par de presuntas mujeres de la tercera edad vestían guantes y gorros a fin de ponerse la segunda dosis de la vacuna.

 

Al respecto, el doctor Raúl Pino, oficial de salud del condado de Orange, confirmó que las dos mujeres tenían tarjetas de vacunación válidas en las que constaba una primera dosis, pero tras ser descubiertas se les negó la segunda.

 

Asimismo, el médico refiró: “No nos han faltado brazos dispuestos a vacunarnos. También tenemos personas que fingen ser mayores para vacunarse. Así que este miércoles nos dimos cuenta de que un par de señoritas vinieron disfrazadas de abuelas para vacunarse por segunda vez, así que no sé cómo escaparon la primera vez, pero vinieron. Los gorros, los guantes, las gafas, todo y probablemente tenían 20 años”.

 

Se especula que las mujeres pudieron ser vacunadas la primera vez, aunque no se sabe cómo burlaron los filtros; sin embargo no tuvieron suerte la segunda ocasión. “Hubo algunos problemas con sus identificaciones y su licencia de conducir, pero no conozco todos los detalles sobre ellos”, dijo Pino.

 

Luego de ser detenidas, las dos mujeres fueron trasladadas a la oficina del Sheriff del Condado de Orange, donde por fin fue revelada su edad. Los agentes dijeron que los nombres que aparecían en las tarjetas de vacunación eran reales; sin embargo, la fecha de nacimiento no coincidía. Una mujer tenía 34 años y la otra 44.

Notas Relacionadas