Cámaras ocultas: grabaron 71,080 videos de mujeres en baños públicos

Foto: Policía de Málaga

Un hombre y su sobrina se dedicaban a instalar cámaras ocultas en los baños de mujeres de numerosos establecimientos públicos de la provincia. Posteriormente vendían las imágenes en Internet para obtener ganancias.

 

La investigación surgió tras recibir el aviso de un gerente de un centro comercial de Málaga capital que había localizado "extraños dispositivos" en los baños de mujeres. Pasados unos días, los agentes hallaron unos sistemas de grabación de imágenes en interior de cinco supuestos ambientadores.

 

En el análisis de los videos captados por las cámaras de estos dispositivos, compuestos por detector de movimiento, batería de alimentación y tarjeta micro SD, se ve la indumentaria de la mujer que, aprovechando su condición de fémina, instalaba dichos sistemas en el interior del aseo. Las indagaciones de la Policía lograron identificar también a un varón que la acompañaba en sus desplazamientos. Curiosamente, se trataba de su tío.

 

 

En los registros efectuados en los domicilios de ambos investigados se han localizado un total de 71.080 videos de mujeres en baños públicos. Asimismo, se obtuvieron 1.187 videos en los que se observa al varón manteniendo relaciones sexuales con diversas mujeres. Entre la numerosa documentación gráfica intervenida por los agentes figuran, también, 120 vídeos de pornografía infantil y 2.300 fotografías de menores.

 

Según las diligencias practicadas, el varón detenido se dedicaría a almacenar miles de videos de mujeres y menores, con la supuesta intención de publicarlos en una página de Internet y obtener beneficios económicos. El susodicho en cuestión ha entrado en prisión provisional, comunicada y sin fianza. No obstante, su sobrina, ha quedado en libertad provisional. La investigación continúa abierta, pendiente del análisis de los archivos intervenidos en los domicilios de los investigados. Mientras tanto, continúan con las gestiones tendentes a la identificación y localización de las posibles víctimas, y la Policía no descarta la implicación de otras personas en los hechos investigados.

Notas Relacionadas