“Extremadamente improbable” que virus saliese de laboratorio Wuhan: misión OMS

Foto: Xinhua

Uno de los integrantes del equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que viajó a China para rastrear el origen del nuevo coronavirus aseguró el lunes que es "extremadamente improbable" que el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, se escapase de un laboratorio en la ciudad china de Wuhan.

 

"La opción políticamente más delicada que analizamos fue que el virus se hubiera escapado de un laboratorio", dijo el profesor Dominic Dwyer, de la Universidad de Sídney, en un artículo en "The Conversation", una publicación de noticias y análisis basados en investigaciones. "Concluimos que se trataba de algo extremadamente improbable", sentenció.

 

El Instituto de Virología de Wuhan "es una instalación de investigación impresionante y parece funcionar bien, con la atención que corresponde a la salud del personal", dijo Dwyer. Se toman y almacenan de forma rutinaria muestras de sangre de los científicos, explicó, y "no se encontraron evidencias de anticuerpos del coronavirus".

 

Un grupo de epidemiólogos clínicos dentro del equipo, explicó Dwyer, analizó una gran cantidad de datos e información relativa y "no encontró evidencias claras de una circulación sustancial de la COVID-19 en Wuhan durante la última parte de 2019 antes del primer caso".

 

"Hablamos con nuestros homólogos chinos (científicos, epidemiólogos, doctores) a lo largo de las cuatro semanas de misión de la OMS en China. Tuvimos reuniones con ellos de hasta quince horas un día, así que nos convertimos en compañeros, incluso amigos", apuntó el profesor, y señaló que "esto nos permitió forjar respeto y confianza de una forma que no se consigue necesariamente a través de Zoom o el correo electrónico".

 

El experto australiano afirmó que lo más probable es que el virus tenga origen animal, pero no necesariamente proceda del mercado de pescado en Wuhan. "Probablemente pasó a los humanos desde los murciélagos a través de un animal intermediario que aún no se conoce en un lugar que tampoco se conoce", dijo, y agregó que los expertos "todavía están trabajando para confirmar la cadena exacta de eventos que llevaron a la pandemia actual".

 

La misión de la OMS, destacó Dwyer, fue solo la primera fase de la investigación. "Los investigadores también buscarán datos más allá, para investigar por ejemplo evidencias de que el virus ya circulaba por Europa a principios de 2019", anotó.

 

"Los investigadores continuarán analizando la vida salvaje y otros animales en la región en busca de señales del virus", dijo. "Y continuaremos aprendiendo de nuestras experiencias para mejorar la forma en que investigamos la próxima pandemia", añadió.

Notas Relacionadas