"Ningo", perro que sufrió crueldad animal, está recuperado y se pondrá en adopción

Luego de subrayar que es inadmisible la violencia contra todo ser vivo, la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) Beatriz Manrique Guevara anunció que gracias al tratamiento físico y conductual se logró la recuperación total de “Ningo”, un perro que en agosto de 2019 fue víctima de crueldad por parte de una persona en el municipio de Huehuetlán El Chico, quien al utilizar unas  tijeras para podar pasto, mutiló más de la mitad de la cola, generando una fractura al cercenar piel y músculos.

 

“Ningo" fue atendido para su recuperación en la Clínica de Bienestar Animal, única en su tipo en el país, que cuenta con área de recepción, “carro rojo” para emergencias, consultorio, hospitalización, imagenología, quirófano y zona de terapia.

 

“NINGO CASO VIRAL"

 

Durante una jornada de trabajo en el Parque Flor del Bosque, zona natural de alto valor biológico de alrededor de 700 hectáreas, la secretaria Manrique informó que posterior a las diversas cirugías correctivas practicadas en la Clínica, así como al tratamiento de modificación conductual, se logró que “Ningo” nuevamente confiara en los humanos; además, recuperó su condición nutricional, física y psicológica.

 

Es por eso que la Secretaría de Medio Ambiente, a través del Instituto de Bienestar Animal, inicia el proceso de adopción responsable.

 

La secretaria Manrique recordó que este canino era considerado “dato de prueba” ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pero una vez liberado del proceso ya es posible adoptarlo, de acuerdo con los mecanismos que determine el IBA en los próximos días.

 

Independiente del nuevo estatus legal para “Ningo”, continúa abierto el expediente contra el agresor por parte de autoridades judiciales, a fin de llevar el proceso jurídico hasta sus últimas consecuencias. La SMADSOT, a través de la Unidad Veterinaria Forense, coadyuvará de manera efectiva para conducir estos casos a una sentencia condenatoria.

 

La secretaria Manrique conoció los procesos de recuperación de los caninos que actualmente están en la Clínica de Bienestar Animal, algunos son casos extremos de maltrato que provocaron la pérdida de alguna extremidad, la vista, la movilidad o el equilibrio. En algunos de estos, el protocolo internacional establece la eutanasia animal por el grado de daño al que fueron sometidos, sin embargo, el esfuerzo de los médicos veterinarios del Instituto de Bienestar Animal (IBA), permite la recuperación de la vida y darles nueva oportunidad mediante la adopción responsable.

Notas Relacionadas