Más de 6,000 trabajadores migrantes han muerto en Catar tras obras del Mundial: The Guardian 

Más de 6,500 trabajadores migrantes han muerto en Catar desde 2010, luego de que el país fue designado sede del Mundial de futbol 2022 y lleva a cabo la edificación de grandes infraestructuras y estadios para estar listo para la cita deportiva, según lo informado por The Guardian. 

 

De acuerdo con el medio británico las condiciones de trabajo no son las adecuadas, por ello el país sede del próximo mundial registra miles de muertes de migrantes en las construcciones para el evento futbolístico. 

 

Las edificaciones corresponden desde estadios para albergar los partidos, así como hoteles, aeropuertos o líneas de transporte, en donde han muerto migrantes de Nepal, Sri Lanka, India, Pakistán y Bangladesh que han viajan al emirato para trabajar en dicho ámbito. 

 

The Guardian afirma que la cifra de fallecidos podría incrementar, ya que en los registros no se incluyen los últimos meses de 2020 y ni este 2021, así como los trabajadores de otras nacionalidades, como los keniatas o filipinos.

 

Sin embargo, el medio aclara que no es posible saber cuántos de estos accidentes laborales se han producido en obras puestas en marcha por la propia organización, que sólo reconoce 37 fallecimientos, de los que 34 “no estarían relacionados con el trabajo”, una cifra que los expertos no consideran que se ajuste a la realidad, ya que “es probable que muchos trabajadores hayan muerto en estos proyectos de infraestructura para la Copa del Mundo”, según lo dicho por el director de FairSquare Projects, Nick McGeehan, a The Guardian. 

 

Una de las causas de una parte de las muertes serían las elevadas temperaturas del país. Además, la mayoría es catalogada como “muertes naturales”, derivadas de fallos cardiacos o respiratorios, sin hacer autopsias al cadáver; aunque también se han registrado suicidios o muertes por accidente de tránsito. 

 

En respuesta a la publicación del diario británico, el gobierno de Catar ha emitido un comunicado en el que asegura que el número de muertes “es proporcionado al tamaño de la fuerza de trabajo migrante” y que en los registros se incluyen trabajadores que mueren por causas naturales después de vivir muchos años en el emirato.

Notas Relacionadas