Racismo en el futbol, mal difícil de erradicar

Un nuevo caso de racismo se ha dado en el futbol. En esta ocasión, este hecho bochornoso se presentó en La Liga de España en el encuentro que disputaron el Cadiz y el Valencia, que derivó en el abandono de la cancha por unos minutos del equipo visitante.

 

Presuntamente, el jugador del Cadiz, Juan Cala, emitió palabras con tintes de racismo contra Mouctar Diakhaby, del Valencia, lo que molestó a este futbolista y a todo el club naranjero, que prefirió abandonar el campo por unos minutos.

 

Sin embargo, ambos equipos fueron obligados a continuar con el encuentro pese al bochornoso incidente, dejando ver que el futbol mundial está aún muy lejos de terminar con actos como el antes mencionado, pues resulta más importante la ganancia que deja el balompié al respeto entre futbolistas.

 

El racismo se presenta como un mal complicado de erradicar en el futbol, pues más allá de todos los insultos que se dan en una cancha de futbol, hay una muy delgada línea entre un intercambio de palabras “normal” y uno con tintes racistas.

 

Desafortunadamente, la actitud que toman diversos futbolistas con sus compañeros de profesión, que terminan en insultos racistas, se trasladan muchas veces a la afición, que termina por avalar esta actitud lamentable.

 

Incluso, el racismo en el futbol mundial ha provocado enfrentamientos entre aficiones con diferentes razas o creencias religiosas, dejando de lado la unión entre personas que debe dejar este deporte.

 

En ninguna liga del mundo parece estar entre las prioridades evitar el racismo, pues no se imponen correctivos fuertes a todos aquellos que insultan a compañeros de profesión por su color de piel, creencia religiosa u origen.

Notas Relacionadas