Luchador “El Oriental” convive con sus aficionados poblanos

De la “dinastía Moreno”, El Oriental pasó un rato muy agradable con sus aficionados poblanos a través de un desayuno y una plática que duró cerca de dos horas y media.

 

La afición preguntó a su ídolo sobre su trayectoria, su paso internacional por Japón y Estados Unidos, su experiencia en el Consejo Mundial de Lucha Libre y la AAA, y cómo fue el sentimiento al perder su máscara en el 2010 con Carístico.

 

El Oriental llegó a la convivencia con su emblemática máscara en rojo saludando a toda la afición y agradeciéndoles por su asistencia.

 

El luchador estuvo acompañado por su familia, integrada por su esposa e hijos, quienes compartieron anécdotas tanto del ámbito profesional como del lado personal.

 

Después de un rico cafecito con pan de dulce, así como el jugo, la fruta y unos chilaquiles con carne asada, El Oriental, como profesional que es, se quitó la máscara para mostrar su rostro, tras haberla perdido hace 10 años el primer Místico.

 

Al finalizar el desayuno, El Oriental repartió autógrafos y la afición pudo tomarse la foto del recuerdo con él, o adquirir algún producto oficial para llevarse un bonito recuerdo a casa.

Notas Relacionadas