Vacunas de aire… “errores” fatales

Si hay algo sagrado en el ser humano es su salud. Con eso no se juega, no se bromea y mucho menos se deben cometer errores.

 

Si es que aplicar una “vacuna de aire” se puede considerar un “error”.

 

Lo que ha sucedido en México con los engaños en la aplicación de la vacuna anticovid simplemente es imperdonable.

 

No solo se debe relevar a los responsables de estos “errores”. Disculpen el “sospechosismo”, pero se debe ir al fondo del asunto e investigar las verdaderas razones de esta situación.

 

Y es que el México actual, el país del “no pasa nada”, da pie a que se piense lo peor sobre esta situación. Es decir, que el inyectar aire en lugar del antígeno sea algo pensado.

 

De criticar es que el presidente Andrés Manuel López Obrador, con una sonrisa en el rostro que indigna, diga que se debe investigar si lo sucedido no es un montaje para desprestigiar a su gobierno.

 

¡Válgame!

 

Muchos mexicanos, me incluyo, hemos hecho circo, maroma y teatro para que nuestros padres accedan a la vacuna anticovid. El tomar un acto deleznable como es el vacunar con aire a los adultos mayores como un ataque político es simplemente insultante.

 

Por supuesto, confío que estos sean casos aislados y la vacuna sí esté siendo aplicada a nuestros padres y abuelitos, porque de lo contrario se debe comenzar a dudar de la humanidad de ciertos mexicanos.

 

No es un tema político, mucho menos electorero, estamos hablando de la salud de millones de mexicanos que desean terminar con esta pesadilla llamada COVID-19.

 

Una vacuna de “aire” puede terminar en un “error” fatal que cueste la vida de algún mexicano que al confiar en los “siervos” de la nación termine contagiado.

 

No, señores, no es atacar al presidente, es simplemente pedir que no se juegue con la salud de los mexicanos, pues en estos momentos de crisis sanitaria es lo único que tienen algunas personas.