Exceso de velocidad causó el accidente de Tiger Woods, dicen

Las autoridades de Estados Unidos podrían cerrar la investigación en torno al accidente de Tiger Woods el 23 de febrero, cuando su vehículo salió de la carretera Rolling Hills Estates, cruzó dos carriles, colisionó con un árbol y terminó en un costado de la ruta. En próximas horas darán a conocer los detalles y todo apunta a que fue el exceso de velocidad el detonante del hecho; sin embargo, permanecerán abiertas varias interrogantes.

 

De acuerdo con el medio TMZ, el accidente del golfista de 45 años ocurrió por un exceso de velocidad, según los datos que han recabado los agentes luego de obtener la “caja negra” de la camioneta Genesis GV80 modelo 2021. Sin embargo, afirmaron que hay más más información “que quizás nunca sepamos”.

 

El alguacil Alex Villanueva es el encargado de confirmar la información, que todo apunta al exceso de velocidad, ya que los parámetros obtenidos de “caja negra” demostrarían que Tiger aceleró en el momento del choque y que al perder el control el vehículo ganó velocidad.

 

Otro aspecto a tomar en cuenta es saber si el deportista se encontraba lúcido al momento del accidente. Tiger asegura que no recuerda nada de lo ocurrido, algo que bien podría estar asociado a que golpeó “tres o cuatro veces la cabeza con algo duro en la cabina”.

 

Además, las autoridades dijeron que no podrán determinar si hablaba por teléfono o enviando algún mensaje por alguna aplicación al momento del accidente ya que no se libró una orden para revisar el celular. De acuerdo con TMZ, la policía consideró “que no tenía causa probable” para inspeccionar el dispositivo móvil, aunque es habitual en las investigaciones de accidentes.

 

Asimismo, el sheriff Alex Villanueva advirtió que “hay algunos problemas de privacidad al divulgar información, les preguntaremos (a Woods y su personal) si renuncian a la privacidad. Entonces así podremos hacer una publicación completa”. De no renunciar, la investigación podría no ser concluyente.

 

Otro de los detalles que fue descartado es que Woods haya consumido alguna sustancia que pudiera influir en su lucidez para conducir. “No parecía estar bajo la influencia de alcohol, drogas o algún tipo de estupefaciente”, dijeron las autoridades tras saberse la noticia.

 

Con base en la reconstrucción de los hechos, el vehículo de Tiger Woods se accidentó alrededor de las 7:00 de la mañana en Rolling Hills Estate. La camioneta abandonó la carretera, cruzó dos carriles, colisionó con un árbol y terminó en un costado de la ruta. El golfista resultó con lesiones en las piernas y permaneció en el hospital hasta principios de marzo; ahora se recupera en su casa de Florida. “Estoy feliz de informar que he regresado a casa y continúo mi recuperación allí. Estoy muy agradecido por los muchos apoyos y ánimos recibidos durante las últimas semanas”, escribió en ese entonces en sus redes sociales.

Notas Relacionadas