Los fracasos que ha tenido SpaceX con el proyecto Starship

Starship es uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía privada espacial SpaceX. A pesar de tener éxito en algunos lanzamientos, la empresa dirigida por el multimillonario Elon Musk ha sido víctima de varios descalabros para llevar a la aeronave al espacio. Aquí un recuento de los fracasos más grandes de la compañía y su intento por lanzar el cohete cuyo objetivo principal es llegar a Marte con tripulación a bordo.

 

El primer intento por lanzar al espacio la nave Starship llamada SN1 explotó durante una prueba de presión en la plataforma de las instalaciones en Boca Chica, Texas. Durante la transmisión en vivo a través de YouTube se pudo apreciar el ensamblaje del tanque de combustible lleno de nitrógeno líquido inerte. Minutos después, la estructura implosionó y cayó al suelo, los informes iniciales sugirieron que el tanque sufrió un fallo estructural durante su instalación.

 

La tercera versión de Starship, la SN3 también explotó teniendo como falla un error en la carga de combustible de nitrógeno líquido, esta incorporó las lecciones aprendidas de sus versiones antecesoras. No obstante, debido a las presiones de vuelo y las temperaturas criogénicas el tanque de combustible explotó durante su despegue.

 

Un cuarto intento por poner en órbita a la Starship desencadenó otro fracaso para la compañía espacial de Elon Musk. Esta vez las cámaras de la base espacial en Boca Chica capturaron el momento cuando la aeronave explotó sin haber despegado. SN4 había completado una serie de cinco pruebas de encendido de motor; sin embargo, un minuto y medio después de la quinta prueba, el motor Raptor SN20 explotó destruyendo incluso parte de las instalaciones de SpaceX.

 

Sin tener éxito, en febrero de 2021, la versión SN9 de Starship explotó minutos después de realizar una maniobra programada de descenso controlado a 10 kilómetros de altura. La nave al tocar el suelo con cierta violencia, desató un incendio alrededor de su base y ocho minutos después la nave explotó.

 

En su última versión, la SN11 de Starship, tras una semana de retrasos despegó, pero en su cuarta prueba de lanzamiento y aterrizaje terminó en otro fracaso. De manera similar a los intentos anteriores, el test se llevó con normalidad hasta que la nave presentó una anomalía durante la secuencia de aterrizaje. La SN11 despegó de la plataforma en Boca Chica, pero uno de los tres motores Raptor se apagó durante el ascenso ocasionando una explosión más.

 

Después de cinco fracasos para llevar al espacio a la nave más grande de SpaceX, la empresa espacial espera ser capaz de volar algún día en misiones tripuladas a la Luna y Marte. Mientras tanto, la empresa SpaceX buscará otro intento en los siguientes meses con la versión SN15 para convertirse en un sistema de transporte reutilizable para futuros vuelos a la Luna y Marte.

Notas Relacionadas