Los cuartos de Champions en espera de la vuelta

Foto: AS y Xinhua

Real Madrid, Manchester City, PSG y Chelsea ganaron los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo, pero ninguno de ellos tiene asegurada su presencia en semifinales y habrá que esperar la vuelta para conocer los pareos de la siguiente ronda.

 

A simple vista y tras ver los resultados, cualquiera pudiera pensar que todo está sentenciado, pero quedan 90 minutos para decidir el cuarteto de semifinalistas, y Liverpool, Borussia Dortmund, Oporto y Bayern Múnich no son de esos que entregan las armas a la primera oportunidad.

 

Solo el Real Madrid (13) y el Chelsea (1) ganaron alguna vez el torneo entre los vencedores de la ronda inicial, sin embargo todos los que cayeron saben lo que es alzar 'La Orejona', como llaman al trofeo de la más grande competición de clubes del mundo.

 

EL MADRID Y VINICIUS

 

El Liverpool, campeón en la edición de 2018-2019 y seis veces ganador, llegó al Alfredo Di Stéfano, la sede alternativa del Real Madrid, con la intención de vengar la derrota sufrida tres años antes en la final de Kiev, pero cayó por 3-1 en un partido en el que su poderosa delantera realizó un solo disparo entre los tres palos, de Mohamed Salah, que le permite mantener su sueño de llegar a la final, prevista para el Estadio Olímpico Atatürk, en Estambul.

 

La forma en que Zinedine Zidane planteó el partido y la calidad de sus jugadores inclinaron peligrosamente la eliminatoria a favor del equipo español, que puede darse el lujo de caer en Anfield la próxima semana y aún así estar presente en semifinales, siempre que la derrota no sea por 2-0 o por una diferencia mayor de goles.

 

En el Di Stéfano se lució el Madrid, guiado por la precisión de Tony Kroos, como eje de un mediocampo de lujo, pero sobre todo por el juego de Vinicius Jr, que convirtió en gol un pase fantástico del alemán, luego de un control exquisito y una definición a la altura de los grandes.

 

Otro gol del brasileño y uno de Marco Asensio terminaron por golpear al Liverpool, que sueña con una remontada como la conseguida hace dos años ante el Barcelona en campo propio, solo que en esta ocasión se jugará a estadio vacío, además de que enfrentará una de las mejores defensas de Europa, aún con la falta de sus dos centrales titulares, Sergio Ramos (lesión) y Rafael Varane (covid-19).

 

De cualquier manera, habrá que esperar a la semana próxima para saber si el Madrid alcanza las semis o si el Liverpool obra el milagro de las remontadas.

 

Por la misma parte del organigrama, el Chelsea dio un paso de gigante al dominar por 0-2 al Oporto con goles de Mason Mount y Ben Chiwell, en el estadio Do Dragao, y ahora solo espera la vuelta en Stamford Bridge para certificar su presencia en semis.

 

Para algunos analistas, el equipo del norte de Londres tiene el camino más fácil hacia la ronda siguiente, por aquello de haber marcado dos veces fuera de casa y no permitir tantos en contra.

 

MBAPPÉ, EL PSG Y EL PELIGROSO BAYERN

 

Por la otra parte del organigrama, el Manchester City inglés ganó por 2-1 en casa al Borussia Dormund alemán y aunque muchos creen que los de Pep Guardiola ya hicieron el trabajo, vale recordar las remontadas que sufrieron en los últimos años, incluyendo una histórica contra el Tottenham hace apenas dos temporadas.

 

Con el fenómeno noruego Erling Haaland en sus filas, el Dortmund puede dar la sorpresa, para lo cual solo necesita ganar por 1-0 en sus predios del Signal Iduna Park.

 

Mientras, el PSG recibirá en el Parque de los Príncipes al poderoso Bayern, ante el cual se impuso como visitante por 2-3 en el Allianz Arena, en una jornada espléndida para sus dos cracks: Kylian Mbappé y Neymar Jr.

 

El francés anotó dos de los goles y el brasileño dio un par de asistencias, en una noche en la cual el portero costarricense Keylor Navas fue un bastión bajo palos para los parisinos, ante el acoso bávaro durante buena parte del partido.

 

Al contragolpe y como visitante, el PSG consiguió un resultado importante, pero no tranquilizador, y no tiene otra opción que defenderlo en casa ante un Bayern que quiere hilar dos Champions en línea e igualar al Milán AC como segundo máximo ganador en la historia de la lid.

 

Este panorama deja las eliminatorias abiertas para la vuelta, en la que no sería descabellado pensar en una sorpresa, pero no seré yo quien intente adelantarme. (Sputnik)

Notas Relacionadas