Habitan en Ámsterdam la primera casa completamente impresa en 3D

Foto: Twitter

Harrie Dekkers (67 años) y Elize Lutz (70 años), una pareja holandesa de comerciantes jubilados, vivirán durante seis meses en una casa impresa en 3D ubicada en Eindhoven, Ámsterdam. Se trata de un bungalow de dos habitaciones que se abre con una llave digital por medio de una aplicación.

 

De acuerdo con el medio The Guardian, que estuvo presente el jueves cuando la casa fue ocupada, a la pareja le pareció "hermoso", "tiene la sensación de un búnker, se siente seguro". Los ingenieros afirman que esta casa inaugura un mundo en la forma y estilo de las viviendas del futuro; sin embargo, los afortunados en probarla son personas muy alejadas de estas tecnologías de impresión 3D.

 

La propiedad es la primera de las cinco viviendas proyectadas por la constructora Saint-Gobain Weber Beamix para un terreno junto al canal de Beatrix, en el suburbio de Bosrijk en Eindhoven, y está inspirada en la forma de una roca, cuyas dimensiones serían difíciles de construir con métodos tradicionales, además resultaría costoso. La pareja de jubilados pagará 695 libras al mes para vivir en la propiedad durante seis meses a partir del 1 de agosto.

 

Esta casa posee 94 metros cuadrados habitables y es la primera legalmente habitable y alquilada, los muros de carga se han hecho con una boquilla de impresora 3D. "Este es también el primero que está 100% permitido por las autoridades locales y que está habitado por personas que realmente pagan por vivir en esta casa", dijo Bas Huysmans, director ejecutivo de Weber Benelux.

 

 

 

 

El inmueble ha sido edificado en 3D por medio de un enorme brazo robótico con una boquilla que arroja un cemento especialmente formulado, el cual se "imprime" de acuerdo con el diseño de un arquitecto, agregando capa sobre capa para crear una pared para aumentar su resistencia.

 

Este método de impresión 3D sería una forma de reducir los costos y el daño ambiental pues la cantidad de cemento que se utiliza es menor. “Si nos fijamos en la hora en que realmente necesitábamos imprimir esta casa, fueron solo 120 horas”, dijo Huysmans. "Así que todos los elementos, si los hubiéramos impreso de una vez, nos habría llevado menos de cinco días".

 

Por su parte, Yasin Torunoglu, concejal de vivienda y desarrollo espacial del municipio de Eindhoven, dijo que gracias la impresión 3D de inmuebles están marcando una nueva pauta para el futuro: la rápida realización de viviendas asequibles con control sobre la forma de uno mismo.

Notas Relacionadas