Premios Globos de Oro, a punto de desaparecer por corrupción y falta de inclusión

Este lunes la cadena NBC informó que no transmitirá la gala de los Globos de Oro 2022 hasta que no reformen completamente su reglamento, ya que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) fue acusada de llevar a cabo prácticas corruptas y falta de diversidad; incluso, Netflix, Warner Bros y más de 100 compañías anunciaron un boicot en su contra. Ahora estos famosos premios están a punto de desaparecer.

 

Al boicot se sumaron estrellas de Hollywood como Scarlett Johanson y Mark Ruffalo, quienes han pedido que la industria cinematográfica se olvide de estos premios. Incluso Tom Cruise anunció que devolverá los tres Globos de Oro que ganó en años anteriores.

 

El canal NBC, que producía y emitía la gala desde 1996, informó a través de un comunicado: “Seguimos creyendo que la HFPA está comprometida con una reforma significativa. Sin embargo, un cambio de esta magnitud requiere tiempo y trabajo, y creemos firmemente que la HFPA necesita tiempo para hacerlo bien. Como tal, NBC no transmitirá los Globos de Oro 2022".

 

En los últimos años, la reputación del grupo encargado de votar los premios se ha visto afectada por escándalos de corrupción y tráfico de influencias. Ejemplo de ello fue la investigación que Los Ángeles Times publicó al respecto, en la cual daba cuenta que hay personas que no trabajan en medios de comunicación y aprovechan viajes y otras estrategias promocionales ofrecidas por los estudios.

 

Asimismo, en 2019 un grupo de 30 integrantes de la HFPA se hospedó en un lujoso hotel de París dos noches, con todos los gastos pagados, mientras visitaba los escenarios de la serie “Emily in París”. De pronto, el show figuró entre las nominadas a mejor comedia. Sin embargo, ningún medio de crítica televisiva o quiniela la situaba entre las posibles candidaturas.

 

Pero lo que hizo enfurecer a la industria cinematográfica fue que días antes de la gala de 2021, en sus filas no había ni un solo integrante negro, algo intolerable para un industria audiovisual comprometida con fomentar la diversidad tras las protestas raciales del año pasado en Estados Unidos.

 

La agrupación Time’s Up, que ha denunciado discriminación y abusos en el mundo del cine, lamentó la falta de diversidad de la organización. Hicieron lo propio JJ Abrams (“Star Wars”), Amy Schumer y Kerry Washington.

 

Tras los reclamos, la HFPA se comprometió la semana pasada a incorporar a 20 nuevos integrantes en 2021, con “especial atención a personas de raza negra”. Pero el anuncio llegó tarde y varias de las compañías más importantes de Hollywood declararon que no trabajarán con la agrupación hasta que se materialicen los cambios.

 

Por su parte, Mark Ruffalo ha dicho que “no se siente orgulloso de haber recibido el premio” y Scarlett Johanson ha recordado que varios de sus miembros han recibido denuncias por discriminación y acoso sexual.

Notas Relacionadas