Gerry Islas, el nuevo “Don Fracaso”

En la época marinista, como usted bien recordará, el mal recordado Valentín N se convirtió en “Don Fracaso” debido a los múltiples errores que cometió en la administración pública.

 

¿Pues qué cree, amable lector? Tenemos a un nuevo “Don Fracaso”.

 

Su nombre es ni más ni menos que Gerardo Islas Maldonado. Sí, uno de los diputados más improductivos que ha visto Puebla y que este 2021 le jugó al dirigente nacional partidista.

 

Con su juguetito llamado Fuerza por México, Islas Maldonado intentó entrar al mundo empresarial de la política mediante una franquicia partidista que defendería los intereses de la sociedad (ajá).

 

Pero ni las fiestas COVID-19 con decenas de personas en actos masivos ni la campaña de marketing en medios y redes sociales ni los discursos triunfalistas le sirvieron.

 

Y es que Fuerza por México hizo un papel tan pero tan ridículo que perderá su registro como partido político tras las elecciones del 6 de junio.

 

¡No se ría, amable lector!

 

Bueno, sí, suelte la carcajada. Y es que lo mismo le sucedió a “Gerry” Islas con Nueva Alianza, partido que como dirigente estatal llevó al desastre. Ya ni hablemos del momento en que quiso ser empresario de medios de comunicación con el pasquín llamado “Sexenio”.

 

Lo cierto es que los astros se alinearon en la presente elección y mostraron el lugar de cada uno de esos políticos que sin argumentos sueñan con la grandeza, como el nuevo “Don Fracaso” Gerardo Islas Maldonado.

 

En ese mismo tenor está el Partido Encuentro Solidario (PES), donde milita Fernando Manzanilla Prieto, que al igual que Fuerza por México perderá el registro al no alcanzar el porcentaje mínimo de votación requerido.

 

Esto demuestra que, aunque existan políticos medianitos que quieren tomar el pelo a la sociedad, los ciudadanos se terminan dando cuenta y logran erradicarlos con el poder del voto.

 

Contrario a estos dos ejemplos, Redes Sociales Progresistas también perderá el registro, pese a que al menos en Puebla todos sus candidatos se comportaron como auténticos políticos respetables, pero no les alcanzó para convencer a la sociedad.

 

La victoria tiene muchos padres

 

No podía ser de otra manera. La victoria de candidatos panistas en la zona metropolitana será tomada como propia por aquellos que incluso pusieron en riesgo estos triunfos.

 

Ese es el caso de la líder del PAN en Puebla, Genoveva Huerta Villegas, quien hay que recordar obstaculizó por todas las medidas posibles la candidatura del próximo alcalde de San Andrés Cholula, Edmundo Tlatehui Percino.

 

Basta hacer memoria y recordar lo que sucedió en el proceso interno, cuando la dirigente panista impuso a Raymundo Cuautli en la candidatura y ante los reclamos del panismo sanandreseño tuvo que ceder para que Mundo Tlatehui fuera el abanderado y ahora próximo presidente municipal.

 

En el mismo tenor está el caso de Eduardo Rivera Pérez, a quien Genoveva no quería como candidato y hoy presume una holgada victoria en Puebla Capital. Y qué decir de candidatos como Mario Riestra, que será nuevo diputado federal.

 

Sí, la victoria tiene muchos padres, pero resulta increíble que alguien que hizo todo para evitar los triunfos ahora se cuelgue la medalla.