Empresas firman contrato con México por $1,800 millones para Tren Maya

Foto: Pixabay

El consorcio integrado por las compañías Alstom de Francia y Bombardier de Canadá firmó un contrato por unos 1.800 millones de dólares con el Fondo Nacional de Turismo para construir vagones y sistemas ferroviarios para el turístico Tren Maya en México, que recorrerá más de 1.550 kilómetros de la península de Yucatán (sureste) para conectar sitios arqueológicos y playas del Caribe.

 

En la ceremonia oficial, con los embajadores de Francia, Jean-Pierre Asvazadourian, y de Canadá, Graeme C. Clark, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que "es un tren dedicado al turismo; no hay que perder de vista que los 1.500 kilómetros de recorrido del Tren Maya comprenden toda la región arqueológica, cultural y artística más importante de México, son las ciudades mayas que no tienen comparación con otras zonas arqueológicas en el mundo", en ellas la reserva de la biósfera de la antigua ciudad prehispánica Calakmul.

 

La ciudad maya, construida durante más de un milenio entre los años 300 a C. al año 925 de la era actual, tiene una extensión de 70 km2, pero se encuentra en el corazón de una selva tropical declarada en 1989 como reserva de la biósfera por la Unesco, con más de 7.200 km2 de extensión, donde habitan más de 350 especies entre las que destaca una de las más grandes poblaciones de jaguar en el mundo.

 

El jefe de Estado dijo que Calakmul, en el centro de la península donde hace 65 millones de años impactó un meteoro -que según los científicos causó la extinción de los dinosaurios- que le dio al territorio una geología calcárea de ríos subterráneos y cenotes, dijo que "es un paraíso con naturaleza, flora, fauna nativa abundante, donde habitan pavos salvajes, venados, jaguares y guacamayas, y es una de las zonas culturales más importantes del planeta".

 

DISEÑO DE LA OBRA

 

Por el Gobierno de México firmó el contrato Rogelio Jiménez Pons quien destacó que los trenes se van a construir en plantas instaladas en territorio mexicano, porque las dos empresas tienen fábricas de trenes en el país, como Ciudad Sahagún, en el central estado de Hidalgo.

 

Las empresas informaron que construirán "42 trenes, sistemas ferroviarios, talleres y cocheras".

 

El mandatario dijo que las protestas de organizaciones ecologistas y comunidades indígenas contra el proyecto eran organizadas por "seudoambientalistas financiados desde el extranjero".

 

Un video presentado en la ceremonia indica que el diseño tendrá "la majestuosidad del jaguar como elemento endémico, colores y texturas nativas de la región, y ofrecerá un viaje con ventanas panorámicas, para observar la majestuosidad de la naturaleza", en un ferrocarril que conectará pueblos y tradiciones mayas.

 

La obra consiste en "un tren moderno que ayude al desarrollo social de la región y el país", y creará 4.000 empleos directos y 7.500 indirectos, que permitirá reactivar la economía de cinco estados del sureste que recorrerá: Tabasco, Chiapas, Campeche, Quintana Roo y Yucatán, donde también están las principales playas del Caribe mexicano, como Cancún y Tulum.

 

El Tren Maya debe comenzar a operar en diciembre de 2023, varios meses antes del fin del mandato de López Obrador, en septiembre de 2024.

Notas Relacionadas