Con esos pluris poblanos, una disculpa a México

Cuando sabemos que algo va a salir mal incluso mucho antes de que suceda, es justo que comencemos a preparar las disculpas como advertencia a los demás de que viene algo desastroso.

 

Desde este espacio, de antemano a todo México, este columnista ofrece disculpas a nombre de Puebla por los diputados plurinominales poblanos que estarán en la próxima legislatura federal.

 

Y es que cómo le explicamos a México que Puebla no tendrá lo que se puede llamar buenos políticos en la cámara de diputados como plurinominales, pues como era de esperarse, estos espacios se definieron a base de compadrazgos o de manera inexplicable.

 

Comenzamos por la dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, que se adjudicó la única posición plurinominal que tendrá Puebla en el blanquiazul. Todos sabemos que los buenos resultados no son el fuerte de Huerta Villegas y la muestra es el desastre dejado en el PAN poblano.

 

Por MORENA estará Ignacio Mier Velasco. Sí, uno de los legisladores más improductivos de la actual legislatura, pero con mucha suerte, pues repetirá en el cargo otros tres años por la vía plurinominal.

 

Qué le digo del PRI, amable lector, que tendrá como representante plurinominal poblano a Lázaro Jiménez Aquino.

 

Usted se preguntará quién diablos es Jiménez Aquino, pues fue subsecretario en el marinismo y fue muy cercano al mal recordado y exconvicto Valentín N. en los tiempos de bonanza en Comunicaciones y Transportes.

 

Ya no quisiera seguirle, pero otro político de medio pelo que tiene una suerte que ya quisieran muchos es Juan Carlos Natale. Sí, el que declinó en su búsqueda por el senado hace tres años para sumarse a MORENA.

 

Pues le cuento que ya regresó al Partido Verde y esa sumisión al vinotinto le ha entregado una diputación plurinominal. ¡Válgame!

 

De verdad, una sincera y sentida disculpa de antemano a todo México por el papel gris que desempeñarán todos los antes mencionados.

 

Los poblanos, amable lector, somos los menos culpables de tener este tipo de representantes.

 

IEE, ineficiente y tramposo

 

Lo que sucede con el Instituto Electoral del Estado (IEE) es indigno y vergonzoso. Este órgano electoral dejó pasar la oportunidad de limpiar su imagen del desastre que fue en 2018.

 

La muestra es lo que sucede en estos momentos en el conteo de votos en San Martín Texmelucan, donde el IEE ha mostrado, además de una enorme ineficiencia, señales de ser un instituto muy tramposo.

 

La sociedad texmeluquense habló fuerte en las elecciones y eligió una opción diferente a las que siempre han comandado a este Ayuntamiento, pero el IEE se ha mostrado parcial y ha ayudado a que no se respete la voluntad del pueblo, que vio en Abraham Salazar su mejor opción.

 

El candidato de Movimiento Ciudadano fue claro. Hay manos metidas en el conteo que buscan beneficiar a Norma Layón, lo que se traduce en una mancha más al ya deficiente trabajo del IEE.

 

Vaya, hasta Genoveva Huerta ha reclamado estas irregularidades cometidas y ha pedido que se anule la elección.

 

Ya para que Genoveva tenga razón en algo, es porque las cosas en el IEE están lo que siguen de cochambroso. (Foto: Imelda García / ADN Político)