Vuelve la fiesta del futbol, comienza la Eurocopa

Foto: AS y Marca

Italia y Turquía abren las cortinas de la Eurocopa, en la vuelta de la fiesta del futbol con un torneo de selecciones a cuyo título aspiran varias de las principales escuadras, sin que haya un favorito claro por encima del resto, y con el peligro latente de un brote de coronavirus.

 

Los italianos, que salen como candidatos a levantar un trofeo que ganaron por única vez en la edición de 1968, aunque en otras dos oportunidades estuvieron en el partido definitivo, intentarán arrancar con buen pie ante el once turco, que solo llegó una vez al podio, como ocupante del tercer escaño en la edición de 2008, organizada por Austria y Suiza.

 

El partido, por el Grupo A, se jugará en el estadio Olímpico de Roma y servirá al seleccionador italiano, Roberto Mancini, para dejar claro que es el máximo favorito de una llave en la que militan también Gales y Suiza, cuyo estreno está fijado para este sábado en Bakú.

 

BÉLGICA, OTRA A TENER EN CUENTA

 

En la segunda fecha de la competición verá acción la también favorita escuadra belga ante Rusia, en el estadio del Zenit de San Petersburgo, en una jornada en la cual Dinamarca y Finlandia, los otros integrantes de la misma llave, rivalizarán en Copenhague.

 

Rusia se apuntó el título en 1960 en la primera edición del torneo, entonces con el nombre de la URSS, además de jugar otras tres finales, las cuales perdió siempre, incluyendo la de Alemania en 1988 a manos de la poderosa Holanda de Ruud Gullit y Marco van Basten, este último autor de un gol legendario en el partido por el título.

 

Bélgica nunca ha levantado la Copa, pero en esta ocasión cuenta con un grupo numeroso de jugadores de primer nivel que pueden llevar al país al título, sobre todo después de ver su actuación en la pasada Copa Mundial de Rusia-2018, en la cual terminaron terceros.

 

Con Tibaut Curtois, Romeo Lukaku, Yannik Carrasco, Eden Hazard y Kevin De Bruyne, Bélgica vuelve a ser uno de los grandes favoritos, pero el estado de forma del atacante del Real Madrid y la lesión que sufrió De Bruyne en la final de la Liga de Campeones ante el Chelsea, dejan dudas sobre el equipo que entrena el español Roberto Martínez.

 

INGLATERRA Y ESPAÑA, OTROS DE LOS GRANDES

 

El domingo debuta Inglaterra, uno al cual muchos de los analistas dan como gran favorito a levantar el trofeo. Y lo hará ante la Croacia de Luka Modric, que viene de ser finalista en la última Copa Mundial, pero que no parece ahora un equipo a derrotar, sobre todo porque los tres años que pasaron desde entonces envejecieron mucho al propio Modric y a Iván Rakitic, aunque a estos dos le sobra clase, a pesar de una edad en la cual la mayoría de los jugadores ya dijo adiós a las canchas.

 

Los ingleses tienen en la Euro su asignatura pendiente, porque nunca llegaron a una final y solo en dos ocasiones accedieron al podio, como terceros. Sin embargo, esta vez cuentan con un equipo muy parejo, con destaque para la delantera con Harry Kane, Raheem Sterling, Marcus Rashford y Jadon Sancho, entre muchos otros.

 

La España de Luis Enrique debutará el lunes ante Suecia en el estadio de La Cartuja, en Sevilla, en partido del Grupo E y en medio de dudas por los contagios de covid-19 que hubo entre los convocados, una situación que obligó al entrenador a llamar jugadores extras para enfrentar cualquier emergencia.

 

España llegó cuatro veces a las finales del torneo continental y ganó las ediciones de 1964, 2008, 2012, para convertirse, junto a Alemania, en una de las dos tricampeonas.

 

Esta vez, en un grupo donde estarán también Polonia y Eslovaquia, España puede no tener problemas para pasar de ronda, sin embargo lo tendrán complicado para alcanzar la final y conseguir un título que la convertiría en reina de Europa. Pero a esta España, para el gusto de muchos, le faltan figuras de renombre, jugadores capaces de desequilibrar, de cambiar la situación de los partidos.

 

LA VISTA EN EL GRUPO F

 

Desde el sorteo, todos miran al Grupo F, que verá acción desde el próximo martes con los partidos Hungría-Portugal y Francia-Alemania. Las tres últimas grandes favoritas de afición y entendidos para levantar la copa.

 

Alemania ha sido habitual en el podio, con tres títulos (1972, 1980, 1996), igual cantidad de subcampeonatos y otros tres terceros lugares, sin embargo no sube a lo más alto desde hace 25 años, una razón de más para pensar en los teutones como grandes aspirantes a la corona, porque no es muy común verlos tanto tiempo lejos de los trofeos.

 

Con buenos porteros, excelentes defensores, un mediocampo de lujo y atacantes de nivel, además de una mezcla perfecta de jugadores experimentados y otros jóvenes impetuosos, Alemania mete miedo, pero Francia no se queda muy atrás, sobre todo luego de la vuelta a la selección de Karim Benzema.

 

Con el atacante del Real Madrid, Kylian Mbappé y Antoine Griezman en la línea de ataque, un mediocampo de primera y una sólida línea defensiva, Francia puede reinar por tercera vez, después de hacerlo en 1984 con Michel Platini y en el 2000 con Zinedine Zidane.

 

El aval más cercano fue la Copa Mundial de Rusia 2018, donde se impuso en la final a la sorprendente selección croata.

 

En este grupo también aparece la Portugal de Cristiano Ronaldo, que ganó la última edición, en 2016 y jugó otra final ante Grecia en 2004, y que cuenta con grandes jugadores diseminados por las más poderosas ligas de Europa. Si logra el título se convertiría en la segunda selección en alzar trofeos en ediciones consecutivas, luego de que España lo lograra en 2008 y 2012, con la generación de oro del fútbol español, que intercaló también el Mundial de Suráfrica 2010. (Sputnik)

Notas Relacionadas