Casi 90% de ex pacientes graves de COVID-19 tiene secuelas prolongadas: estudio

Foto: Pixabay

El 89,3 por ciento de los pacientes que logra sobrevivir a la forma más grave de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) tiene síntomas prolongados o secuelas de la afección, tanto físicas como mentales, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Sao Paulo y divulgado hoy jueves en Brasil. 

    

Científicos brasileños estudiaron los casos de 822 pacientes víctimas graves de la COVID-19 en el Hospital de Clínicas de Sao Paulo, el mayor centro médico de América Latina, para intentar determinar el "día después" de la pandemia. 

    

"Después de seis meses de análisis, los investigadores observaron que la aparición de síntomas después del alta hospitalaria es de relevancia", señaló este jueves la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (FAPESP, por siglas en portugués) en un comunicado. 

    

Del total de encuestados, el 89,3 por ciento presentó síntomas persistentes como cansancio, dolores corporales y disnea (dificultad para respirar), en tanto que el 58,7 por ciento refirió al menos un síntoma emocional o cognitivo, como pérdida de memoria (42 por ciento), insomnio (33 por ciento), alteración de la concentración (31 por ciento), ansiedad (28 por ciento) y depresión (22 por ciento). 

    

De acuerdo con el coordinador del estudio, Geraldo Bussato, del Laboratorio de Neuroimagen en Psiquiatría de la Universidad de Sao Paulo, este estudio en marcha busca determinar reacciones que sobreviven luego de la COVID-19. 

    

"Estos síntomas están todos interrelacionados. Lo que encontramos es que una persona que se queja de pérdida de memoria también reporta insomnio, ansiedad y depresión", explicó el experto citado por la FAPESP. 

   

Agregó que entre los pacientes estudiados se han encontrado altas tasas de alucinaciones (8,71 por ciento) y delirios (6,35 por ciento)". 

    

Otro estudio que también se realiza en Brasil y que involucra a más de 55 centros de investigación pretende investigar las consecuencias a largo plazo de la COVID-19 en la calidad de vida de unos 1.000 adultos que fueron hospitalizados. 

    

La cantidad de muertos acumulados en Brasil por la pandemia llegó el miércoles a 493.693 el miércoles, y la de contagios a 17.628.588, según el Ministerio de Salud. 

Notas Relacionadas