Senado de Brasil aprueba proyecto que permite privatización de Eletrobras

El Senado de Brasil aprobó la medida provisional que hace posible la privatización de la estatal Eletrobras, la empresa de energía más grande de América Latina.

 

Los senadores aprobaron el texto base con 42 votos a favor y 37 en contra, y en estos momentos están analizando las propuestas que buscan modificar el documento original.

 

Dado que hubo cambios en la versión que había aprobado la Cámara de Diputados en mayo, el texto tendrá que volver a ser analizado por los diputados.

 

Esa última votación en la Cámara de Diputados, la definitiva, está prevista para el 21 de junio, un día antes de que la medida provisional "caduque".

 

La privatización de Eletrobras no se está tramitando a través de un proyecto de ley ordinario, sino como parte de una medida provisional con un plazo determinado de validez; si el 22 de junio el Congreso Nacional no ha aprobado el texto, todo vuelve a la estaca cero.

 

El Gobierno es favorable a la privatización de Eletrobras porque alega que en las actuales condiciones la empresa no tiene capacidad para invertir.

El Ejecutivo espera recaudar hasta 60.000 millones de reales (casi 12.000 millones de dólares) con la venta de la empresa, aunque el proyecto prevé que mantenga una acción especial, la llamada "golden share", para que el Estado mantenga cierto poder de decisión en determinadas cuestiones.

 

El presidente Jair Bolsonaro aseguró esta semana que si Eletrobras no se entrega a manos del capital privado, Brasil vivirá un "caos energético".

 

No obstante, el propio Gobierno admite que las tarifas de la electricidad para los consumidores acabarán siendo más caras.

 

Ese es uno de los principales argumentos de la oposición para oponerse a la privatización, así como algunas contrapartidas añadidas al texto durante la tramitación parlamentaria, como la construcción de centrales térmicas.

Notas Relacionadas