Gerardo Islas, de “crítico” a “sumiso” del INE por conservar registro

Foto: Enfoque

Luego de que el micropartido Fuerza por México no lograra conservar el registro al no alcanzar el 3 % mínimo de la votación el pasado 6 de junio, el presidente nacional de este instituto político, Gerardo Islas Maldonado, ha cambiado su actitud crítica y agresiva contra el Instituto Nacional Electoral (INE).

 

Desde el año pasado, cuando se creó Fuerza por México y buscaba su registro, Islas Maldonado se comportó de manera agresiva y fue lanzando ataques contra el INE, específicamente contra el consejero presidente, Lorenzo Córdova.

 

Basta recordar que en un principio, el INE no le otorgó el registro a Fuerza por México por diversas inconsistencias en las asambleas llevadas a cabo para lograr ser reconocido como partido político, algo que desató la furia de Islas Maldonado.

 

Fue el 4 de septiembre de 2020 cuando Gerardo Islas se lanzó contra el INE y el consejero presidente, a quien acusó de obstaculizar el registro de su partido, que en ese entonces se llamaría Fuerza Social por México.

 

En un mensaje que Islas Maldonado emitió en redes sociales, calificó a Lorenzo Córdova como “perverso”, “manipulador” y “falto de ética”, lo que demostraba que el también diputado local poblano estaba obsesionado con tener su partido político.

 

El peor de los calificativos que dio Islas Maldonado a Lorenzo Córdova fue el de “cantinero de Felipe Calderón”, asegurando que el expresidente de México estaba detrás de la decisión de no darle el registro a Fuerza por México.

 

El tiempo le terminó dando la razón al INE, pues pese a que sí le fue otorgado el registro a Fuerza por México, este partido no obtuvo el respaldo de la sociedad mexicana, ni siquiera con la gran cantidad de recursos gastada en una campaña mediática donde se promovía más la imagen de Gerardo Islas que la de los candidatos.

 

El pasado viernes, Gerardo Islas Maldonado publicó un mensaje en redes sociales donde “presumía” el encuentro que sostuvo con Lorenzo Córdova, donde se mostró cordial e incluso “sumiso”, todo con la intención de conservar el registro de Fuerza por México.

 

Lo anterior demuestra nuevamente la doble moral con la que se maneja Gerardo Islas para lograr sus objetivos. No obstante, en estos momentos no tiene argumentos para que Fuerza por México mantenga su registro como partido político.

Notas Relacionadas