Google devolverá 120% del agua que utiliza para 2030

Foto: Pixabay

Con el objetivo de combatir el cambio climático Google, el gigante de internet que gobierna la web y los desarrollos que se dan a través de esta, se comprometió a reponer hasta en un 120 % el agua que consume para su funcionamiento para el año 2030.

 

Cada año el gigante tecnológico emplea miles de litros de agua para diferentes actividades, que van desde el enfriamiento de sus servidores hasta el riego de los jardines en sus instalaciones, así como la descarga de los inodoros instalados en cada una de sus oficinas, por ello se comprometió a devolver el vital líquido para 2030.

 

Al respecto, Kate Brandt, directora de sostenibilidad de Google, dijo por medio de un comunicado: “El cambio climático está agravando los desafíos de la escasez de agua en todo el mundo a medida que los lugares sufren una disminución de las precipitaciones, desde la región semiárida de Brasil hasta el África subsahariana”.

 

Por ello la empresa decidió afrontar su responsabilidad con el planeta y ejecutar una propuesta revolucionaria y amable con el medio ambiente: reponer hasta en un 120 % el agua que consume para el óptimo funcionamiento de sus instalaciones (de software y administrativas) para 2030.

 

La idea, que Brandt llamó: “ambiciosa década de acción climática”, está enfocada en tres áreas: mejorar la administración de los recursos hídricos en los campus de las oficinas de Google y los centros de datos; reponer el uso de agua y mejorar la salud y los ecosistemas de las cuencas hidrográficas en las comunidades con estrés hídrico; y compartir tecnología y herramientas que ayudan a todos a predecir, prevenir y recuperarse del estrés hídrico.

 

Asimismo, para mantener seguros los centros de datos de Google como YouTube, Gmail, Fotos, Google Maps, entre otras aplicaciones, sin afectar de forma considerable el medioambiente, la empresa implementará una tecnología para reutilizar las aguas residuales a fin de enfriar los centros de datos. La primera gran prueba será ejecutada en el condado de Douglas, Estados Unidos.

 

Por último, Brandt dijo: “Nuestro viaje de administración del agua implicará la mejora continua de nuestro uso y consumo de agua. En nuestros centros de datos, identificaremos oportunidades para utilizar alternativas al agua dulce (agua potable) siempre que sea posible, ya sea agua de mar o aguas residuales recuperadas. Cuando se trata de los campus de nuestras oficinas, buscamos utilizar más fuentes de agua en el sitio como aguas pluviales recolectadas y aguas residuales tratadas para satisfacer nuestras necesidades de agua no potable como riego de jardines, refrigeración y descarga de inodoros”.

Notas Relacionadas