PRI de Puebla, sin calidad moral para temas COVID-19

Foto: Enfoque

Este martes, la recién reelecta dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) informó que brindará apoyo jurídico a padres de familia que quieran tramitar un amparo para que menores en situación vulnerable sean vacunados contra el COVID-19.

 

 

 

 

De entrada, la oferta que hace el partido tricolor es evidentemente tardía, pues desde hace ya varias semanas se ha discutido el tema de la vacunación a menores e incluso centenares de padres de familia ya tramitaron un amparo.

 

El apoyo ofrecido por el PRI deja de ser atractivo debido a que es inminente la vacunación para menores de edad con alguna comorbilidad, hecho que ya fue confirmado por el Gobierno Federal abriendo la plataforma para el registro de menores para ser inoculados.

 

Todo indica que con esta acción el Revolucionario Institucional poblano solo busca notoriedad entre la sociedad poblana, debido a que los niveles de aceptación del priismo están por los suelos y eso quedó en evidencia en la pasada jornada electoral.

 

Además, el PRI de Puebla se deja ver sin calidad moral necesaria para opinar de temas COVID-19 y sobre todo de responsabilidad social ante esta pandemia, pues han fallado en promover las medidas de prevención contra este virus.

 

Y ejemplo claro es que el dirigente estatal del tricolor, Néstor Camarillo, se ha visto envuelto en una serie de polémicas debido a reuniones que ha mantenido con miembros de la prensa y militantes donde la sana distancia no es algo que importe.

 

 

 

 

Debido a esto, en meses pasados se presentó un brote de COVID-19 que afectó a diversos reporteros que acudieron al llamado de Néstor Camarillo.

 

De la misma manera, en los encuentros que ha sostenido el PRI poblano no se ha notado respeto por las medidas de prevención ante el COVID-19, por lo que el tricolor se presenta como corresponsable de la irresponsabilidad social que priva en muchos poblanos.

 

Resulta entonces poco probable que el ofrecimiento del PRI a los padres de familia poblanos tenga eco en la entidad, pues en estos momentos el partido tricolor no es un ente que genere confianza en temas COVID-19.

Notas Relacionadas