Desquiciado pirómano casi mata a su familia al incendiar su casa y siete autos

Foto: Pixabay

Durante la madrugada de ayer un hombre enloqueció e incendió su casa mientras su familia dormía, para ello empleó cocteles molotov, que también arrojó contra siete vehículos estacionados fuera del domicilio, con lo cual el fuego se expandió y obligó a las autoridades a responder; al llegar el hombre los recibió a tiros. Los hechos sucedieron en Murcia, España.

 

De acuerdo con medios locales, el agresor, identificado como Antonio, de 52 años, prendió fuego a su casa en la que dormían sus familiares; las llamas se expandieron, por lo cual un un empleado de Sercomosa, empresa municipal de limpieza, avisó a las autoridades sobre el incendio.

 

Sin embargo, poco después Antonio salió de la vivienda con varios cocteles molotov los cuales arrojó contra siete autos estacionados frente al domicilio, generando una gran humareda.

 

La oficiales de policía no tardaron en llegar al punto, pero Antonio los recibió con más fuego, esta vez de una escopeta calibre 22; según el informe de los agentes el agresor disparó contra ello cuatro veces, por lo que se vieron obligados a refugiarse. Pero el desquiciado no paró, sino que les lanzó cocteles molotov que contenían tornillos y casquillos de bala.

 

 

Al respecto, uno de los agentes refirió: "Aquello ha comenzado a arder como si no hubiera un mañana: menudo 'bacalao' ha montado". El hombre continuó disparando hasta que perdió el conocimiento por inhalación de humo.

 

Entonces la policía aprovechó para detenerlo y descubrieron que contaba con un permiso para portar armas tramitado recientemente. Más tarde fue ingresado a un hospital local bajo custodia y pasará a disposición judicial cuando su estado de salud lo amerite.

 

Por su parte, los bomberos rescataron a tres hombres y una mujer de entre 52 y 80 años del edificio residencial de dos plantas. Durante el incidente, el padre del autor de los hechos resultó herido de gravedad por quemaduras y otros tres de sus familiares sufrieron intoxicación por el humo del incendio; todos fueron hospitalizados.

 

Por último, la vivienda y seis automóviles quedaron totalmente carbonizados. La Policía ya investiga para determinar qué motivó al hombre a cometer tales delitos. No se descarta que se trate de una persona con problemas mentales.

Notas Relacionadas